Tus compras sin salir de casa
Buscar

Una alimentación sana comienza en la etapa infantil

Tanto los nutricionistas expertos en alimentación infantil como los pediatras nos aconsejan proporcionar una alimentación sana y saludable a los niños desde la ingesta de sus primeros alimentos sólidos y nos recuerdan constantemente que las bases de una alimentación sana y equilibrada se asientan en la edad infantil. Es en esta primera etapa de la vida cuando los niños deben aprender cuál es la mejor forma de alimentarse y, por supuesto, cuando los niños aprenden y copian de lo que ven hacer a sus padres, que a su vez deben ser el modelo a seguir con sus costumbres y hábitos alimenticios. De esta manera, su función es esencial.

Su alimentación, al igual que la de los adultos, debe ser sana, equilibrada y variada, aportando diferentes nutrientes al organismo que beneficien tanto su desarrollo físico como intelectual, puesto que un niño bien alimentado será en un futuro una persona fuerte y sana, a la vez que tendrá un mayor rendimiento en la escuela y una menor posibilidad de que en el futuro desarrolle enfermedades vinculadas, por ejemplo, a la obesidad, a la diabetes tipo 2 o a enfermedades de tipo cardiovascular.

Los grupos de alimentos que no pueden faltar en la alimentación infantil son:

– Lácteos. Se incluyen dentro de este grupo la leche, yogures, queso, requesón… Estos alimentos son esenciales por su alto contenido en proteínas de gran calidad e importantes cantidades de vitamina D, además de otros muchos nutrientes esenciales para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos.

– Frutas y verduras. Es aconsejable el consumo de al menos dos o tres piezas como mínimo de fruta al día. Así mismo los menús diarios deben incorporar verdura fresca. A veces ocurre que algunos niños son reacios al consumo de la verdura, por lo que debemos probar a incorporar estos alimentos en sus platos sin que se den cuenta, mediante purés, cremas, albóndigas, croquetas… o disfrazándola de una forma que visualmente resulte más atractiva como puede ser mediante el uso de pequeños pero muy útiles aparatos electrodomésticos como pueden ser los espiralizadores cortadores de verduras, mandolinas, ralladores… Con el auge del interés en la cocina, y buscando siempre la innovación, muchas empresas se han lanzado a crear este tipo de productos que hoy en día ya están disponibles en cualquier establecimiento especializado. Y no hablamos solo de grandes establecimientos que se encuentran en las grandes ciudades, sino de que en establecimientos no tan conocidos como Megahogar (mi favorito) también podemos encontrar este tipo de utensilios, así como cualquier tipo de electrodoméstico que necesitemos para nuestro hogar, tanto en sus tiendas físicas como en su tienda online.

– Carnes y pescados. Son una fuente importante de proteínas de alto valor biológico, muy necesarias en el organismo para la formación de los músculos.  Son así mismo una gran fuente de vitaminas como la B6 y la B12, A y E. Por lo general, los niños son más proclives al consumo de carne que de pescado, pues las espinas del pescado pueden suponer un problema para los más pequeños por miedo a que las traguen o se atraganten con ellas. En este caso, la solución es ofrecerles el pescado en filetes o lomos sin espina.

– Huevos. Es uno de los alimentos más nutritivos del planeta. Contiene proteínas de muy buena calidad y de alto valor biológico, además de incluir lípidos y vitaminas de los grupos A y B o minerales con un bajo aporte calórico como el calcio, selenio, yodo o el hierro, cuyo origen animal permite una fácil absorción.

– Pan y cereales. Aportan hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibra, por lo que son imprescindibles en cualquier dieta ya que son una fuente de energía de alta calidad. Dentro de este grupo podemos incluir la pasta, una excelente fuente de energía debido a su ingrediente principal que son los hidratos de carbono y un plato que prácticamente a todos los niños les encanta.

– Frutos secos. Fundamentalmente son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, proteínas, vitaminas como la E con propiedades antioxidantes y minerales como el calcio, fósforo, magnesio, hierro… o ácidos grasos Omega 3.

La importancia de establecer unas pautas a la hora de comer

Es importante a la hora de la comida y sentarse a la mesa establecer unas pautas que todos deben respetar, como, por ejemplo:

– Establecer un horario, para evitar que se coma entre horas.

– No obligar a comer toda la comida que hay en el plato. cuando el niño esté satisfecho no se le debe forzar a terminar todo.

– No premiar al niño con otra comida. Por ejemplo, no se debe premiar al niño con el postre por haber terminado toda la comida.

– Limitar el consumo de bebidas azucaradas o gaseosas. Priorizar el consumo de zumos, agua, infusiones o leche.

– Evitar o retrasar lo máximo posible la ingesta de caramelos, chicles y demás chucherías.

– Evitar el consumo de productos de bollería industrial, por su alto contenido en grasas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Joyas a buen precio

La tienda online de mijoyeriavirtual.com contiene un enorme catálogo de joyería de plata.  Son fabricantes y

Galeria
Scroll al inicio