Sectores que se han reinventado

Sectores que se han reinventado

Vivimos épocas en las que cambiar es triunfar. Si te quedas estático no llegas a ningún sitio. Efectivamente, los tiempos han cambiado mucho, pero no por eso hay que tener miedo. Al revés. Aunque dicen que de valientes está el cementerio lleno, también es cierto que el que no arriesga, no gana. Por eso, hoy queremos hacer un análisis de los sectores que han sabido reinventarse en los nuevos tiempos. Y gracias a esta transformación han podido solventar de manera brillante las crisis y ahora están a la vanguardia.

Incluso las tiendas pequeñas de toda la vida, como pueden ser de regalos o por ejemplo comida que han dado el salto a internet. Mientras que las tiendas que no se han reinventado y por ello no se han adaptado a las nuevas tecnologías, o bien han desaparecido o están a punto de hacerlo. Por este motivo, si quieres dar un giro a tu negocio, lo que debes hacer es dar un salto y crear tu web. Así podrás llegar a todo el mundo, por lo que podrás aumentar tus ventas sin esfuerzo. Eso lo primero, pero luego seguir una serie de pautas para poder salir adelante. Son muchas las empresas que han sabido reinventarse a lo largo de los tiempos.

Tecnología

En mi opinión, el sector que más ha cambiado y le ha venido mejor esto de la tecnología, es el de correos y mensajería. En este caso nos vamos a centrar en el caso de Correos. Esta empresa tras cientos de años trabajando en nuestro país repartiendo el correo, se ha visto obligada a modificar sus servicios para conseguir adaptarse a los nuevos tiempos. Ahora comprobamos como la empresa se está especializando poco a poco en la entrega de certificados y sobre todo en la entrega de paquetería. Creo que estaba estancada y con la llegada de los cambios, toso se ha cambiado. Para ello, ha tenido que lanzar una web potente, la cual ofrece todo tipo de información sobre la empresa. Además, ofrece servicios de recogida y entrega, los cuales pueden ser contratados cómodamente desde internet.

Lavandería

Otro ejemplo claro que tenemos a día de hoy es el del sector de la lavandería. Este sector tradicional se ha visto obligado a reinventarse para seguir vivos. Y es que se ha demostrado que la gran mayoría de clientes que necesitan una lavandería ya no buscan por las páginas amarillas, sino que buscan a través de internet. Por eso nos hemos querido poner en contacto con una, Lavatur, para que nos expliquen por qué y cómo se ha llegado a esta situación. Hablamos con una empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras industriales y todo tipo de maquinaria para lavandería autoservicio con una gran experiencia en todos los sectores susceptibles. Estos son los consejos que nos dan. Sobre todo lo enfocan a un ahorro tanto económico como de agua.

Pero las lavadoras no solo permiten limpiar la ropa al máximo, también aseguran que no se derroche el agua utilizada en el lavado. Es decir, las personas están contribuyendo al ahorro de agua, y por ende, con la preservación del medio ambiente.

Fontanería

Otro sector que se está adaptando muy bien a los nuevos tiempos es el sector de la fontanería y el de las inmobiliarias. Los clientes potenciales son cada vez más y mejores. Para conseguir este objetivo, las empresas tienen que realizar buenas técnicas Seo y sobre todo ofrecer en sus webs buenos contenidos, a través de los cuales demostrar a sus clientes que son la mejor opción a contratar. Fueron muy malos días para la venta de pisos, pero ahora se ha podido reformar con las nuevas tecnologías.

En tiempos de recesión, la especialización siempre es un valor en alza. Por eso, los servicios al automóvil y los negocios que comercializan productos especializados son otras marcas que también están experimentando un crecimiento sostenido.

El no tener dinero a veces agudiza el ingenio. Por eso también se ha apostado en los últimos tiempos por los servicios a domicilio, ya que no requieren local en muchos de los casos, o no al menos, en una primera línea comercial.

Y recuerda que la crisis aprieta pero no ahoga. Siempre y cuando tengas una buena idea de negocio, capacidad de adaptación y visión de futuro. Para terminar, nos despedimos con una frase que puedes poner de cabecera para tu empresa. Como dijo el premier Winston Churchill, «el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse».