Reforma tu vieja casa por muy poca pasta y sin agobios

Reforma tu vieja casa por muy poca pasta y sin agobios

Nada dura eternamente. Por más que te pese, el tiempo pasa para todos y todo, incluso para la vieja casa de tu bisabuela que ya ha sobrevivido a tantas generaciones. Las estructuras de las viviendas antiguas, son muy resistentes, pero igualmente el tiempo va dejando su huella en ellas, inevitablemente. Así que, si tienes una casa en el pueblo, es posible que necesite alguna reforma. Puedes hacer tú mismo algunas cosillas, pero ojo, ten en cuenta que estas casas exigen reformas exhaustivas, no es como en las casas nuevas que con un lavado de cara suele ser suficiente. Tendrás que arreglar la fachada, el tejado o las escaleras, entre otros elementos importantes de una vivienda rural.

Si quieres reformar tu casa de pueblo por muy poco dinero y sin complicarte demasiado la vida, continua leyendo este post, porque te vamos a dar algunos consejos para que puedas hacerlo de manera sencilla. ¡Empezamos la faena!

Cómo reformar una casa antigua paso a paso

1. El tejado de tu vivienda

No, no temas. No estamos empezando la casa por el tejado. En las construcciones, lo normal es empezar de esta forma la reforma, ya que la rehabilitación de este elemento, es una de las más complicadas, ya que las vigas de madera con las que suelen estar construidos, probablemente estén súper estropeadas. Puede que incluso necesiten refuerzo, ya que las termitas podrían haber dañado su estructura, y en ese caso, suponen un peligro. Así lo aseguran en Cubiertas Estévez, especialistas en la reforma de tejados viejos y reparación de cubiertas en Madrid.

Hemos preguntado a estos expertos lo siguiente: ¿qué factores hay que tener en cuenta a la hora de reformar un tejado? Y esto es lo que nos han contestado:

A la hora de realizar la rehabilitación o reparación de cubiertas, la idea es hacer de un espacio inhabitable, uno habitable. Por ejemplo, las típicas estancias que todo el mundo usa para almacenar los trastos viejos, pueden transformarse en una estupenda habitación, o un estudio para trabajar o un saloncito, ideal para leer o escuchar música. Por eso, es tan importante tener en cuenta el aislamiento, la impermeabilización, la ventilación o los materiales empleados.

Es por esto, dicen, que es total y absolutamente necesario emplear productos y sistemas que una rehabilitación definitiva. No se trata de poner parchas y tener que estar arreglando el tejado cada dos por tres. Además, hay que tener en cuenta que los materiales empleados han de ser ligeros de para no sobrecargar la vieja estructura del edificio, que podría venirse abajo.

Por otro lado, hay que ser conscientes de la necesidad de usar sistemas simples, de fácil manejo y que ofrezcan total seguridad.

Y por último, está la cuestión estética. Lo ideal, es mantener una estética acorde con el entorno, respetando la imagen tradicional del edificio, sobre todo si se trata de edificios históricos.

2. Paredes de piedra

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de rehabilitar una casa son las paredes. Las casas de antes, solían tener las paredes de este material, que es tan bello como resistente, así que, déjalas a la vista, que se vea bien la piedra. Le dará un toque súper vintage.

dejar la piedra vista, dándole un toque mucho más rural que el enyesado.

3. Mosaicos hidráulicos

Los mosaico hidráulicos tradicionales para los suelos, han vuelto, pero con los años, esos mosaicos no pueden estar en muy buen estado. Puede resultar un trabajo duro restaurar las baldosas, pero cuando veas como queda de bonito, no te arrepentirás.

4. Distribución de la casa

Llegado el momento de la distribución de la vivienda, puede que empieces a volverte loca. Antiguamente, las familias eran distintas y las casas también. La vida transcurría en el pueblo y las personas se dedicaban a las labores del campo. Necesitaban sitio para guardar los aperos. Además, necesitaban espacio para almacenar toda la comida que recogían. Algunas, incluso tenían animales. Hoy, las necesidades son otras. Puede que tengas que cambiar totalmente la distribución. Piensa muy bien que es lo que quieres y ponte manos a la obra.

5. Las instalaciones

Cambiar la instalación eléctrica saldrá caro, y tendrás que hacerlo, porque antes, las instalaciones no eran como las de ahora. ¿Sabes que casi la mitad de los incendios en el hogar se producen por fallos en la instalación eléctrica?

Teniendo todas cosas en cuenta, ¿ya sabes cuánto te costará reformar tu antigua casa del pueblo?