Tus compras sin salir de casa
Buscar

Limpieza viaría, contribución ciudadana

España ocupa el puesto número treinta de los ciento cuarenta y nueve, con los que Forbes ha elaborado su lista de países más limpios. La posición no está nada mal, teniendo en cuenta que somos el país del botellón por excelencia. A este país tan solicito, en lo que a acoger fiestas ser refiere, le encanta recibir turistas con afán de garrafón. La fiesta y la limpieza riñen, pero para ello, contamos con un servicio de limpieza viaria que tras los fiestones y el desfase, pasan a recoger todo lo que el fiestero deja por medio.

La contribución de los ciudadanos para que la limpieza viaria se mantenga, es esencial. Hay que ser conscientes de que los barrenderos y demás operarios de limpieza, no tienen por qué recoger todo lo que a algunos les venga en gana. Si quieres hacer un botellón, hazlo. Pero recoge tu basura antes de irte.

Así de sencillo. Como si estuvieras en tu casa. No dejas todo por el suelo y tirado, cuando termina la fiesta, recoges. En la calle hay que ser cívico y recoger igual. A nadie le gusta ir al parque, la playa o cualquier zona pública y encontrar restos de basura porque algunos se lo estuvieron pasando en grande. Ni siquiera esos que hacen de la calle su casa y la llenan de botellas, papeles, restos de comida etc. Los amantes del botellón, son los primeros a quienes les gusta encontrar un lugar decente y limpio para poder ensuciarlo.

Mantener las calles limpias es obligación de todos y el derecho a disfrutarlas también. Aunque no solo son los turistas de la fiesta o los jóvenes que salen de marcha el problema. En numerosas ocasiones, las causas de encontrar suciedad en las calles es otra.

Contenedores vacíos con las bolsas de basura alrededor porque la gente siente pereza de levantar la tapa. Graffitis y pintadas varias por las paredes o cierres y ventanas de locales, generalmente abandonados. Desperdicios de centros comerciales o comercios, etc.

Igualmente, son muchas esas situaciones que sin pretenderlo, dejan residuos en las calles. El paso de una manifestación, los mercadillos o las propias fiestas de las ciudades, dejan restos de forma irremediable.

En cualquier caso, para todos estos asuntos, los ayuntamientos, reclutan servicios de limpieza. A tenor del tipo de limpieza, la situación o la necesidad, se requieren unos servicios más generales o específicos.

Los expertos en productos de limpieza viaria de Stocknet sugieren el uso de productos muy específicos para limpiar cada parte del mobiliario urbano. Desde vías públicas hasta contenedores. Cada sesgo de la limpieza urbana, debe proceder y utilizar los enseres correspondientes.

En que consiste la limpieza urbana

Las tareas que abarcan los servicios de limpieza viaria son numerosas. El objetivo principal, es la consabida retirada de los residuos y la suciedad existente en las calles y el mobiliario urbano. Las tareas se desempeñan con una frecuencia regular y se utilizan los recursos disponibles y otorgados por y para los ayuntamientos.

Lo más habitual es la recogida de los residuos que generalmente se lleva a cabo a diario. Los camiones de la basura que a veces nos despiertan de madrugada, pasan cada día a vaciar los contenedores de las comunidades o barrios. Igualmente, el barrido y limpieza de las calles y soportales se lleva a cabo a diario. En circunstancias especiales como manifestaciones, mercadillos o cualquier evento extra, se realizará otra limpieza de la zona una vez finalizado el evento. Este tipo de servicios se engloban dentro del tipo operativos especiales. Ocasionalmente requiere de la utilización de otros medios mecánicos para dejar las inmediaciones como estaban.

En las épocas del año en las que las hojas tocan el suelo y lo cubren como alfombras, se disponen operativos especiales para la recogida de hojas. Lo mismo ocurre en casos de nevada o para sanear los márgenes de los ríos en las zonas en las que haya uno.

Otro tipo de operativo especial es que se realiza a la hora de eliminar graffitis. Cuando los artistas urbanos deciden dejar su impronta en según qué zonas de la ciudad, se dispone el operativo para limpiar esas paredes.

Las tareas propias de la gestión de los residuos, dependen directamente del ciudadano y su comportamiento, tanto el normal como el cívico. La cantidad y la naturaleza de los mismos son variables y diferentes. Por norma general, este tipo de residuos, son de tipo doméstico, es decir, la basura de cada casa, o cartones, vidrio, plástico. Todo reciclable y con su propio contenedor a disposición del ciudadano. No vale eso de dejar los cartones fuera aunque todos lo hagamos alguna vez. Es más, la ley exige que los cartones se introduzcan en la cartonera, y la multa puede ser muy grande.

Aunque la naturaleza es más sabia que los mortales, también deja su huella en las vías públicas. El aire arrastra tierra o residuos de otra índole, hojas, la fauna y flora pueden hacer de las suyas etc. Así como las obras que se lleven a cabo en las mismas vías o zonas circundantes.

Que se utiliza para limpiar las calles

En cuanto a los métodos o sistemas de limpieza utilizados, son dos los tipos a diferenciar: el básico y los especiales.

Las técnicas básicas, son el barrido y el baldeo. Dentro de estos, el barrido puede hacerse tanto de manera manual, como mecánica o utilizar un barrido mixto. Por igual, el baldeo, puede ser mecánico o mixto.

Estos son los sistemas habituales que estamos acostumbrados a ver a diario. El barrendero o barrendera con su escoba en la mano y su carrito al lado; o las barredoras mecánicas que van cepillando aceras y calzada.

El barrido mixto se lleva a cabo por la barredora mecánica en conjunto con uno o más barrenderos a pie que van dirigiendo los residuos hacia la barredora.

Todos tenemos estas imágenes en mente porque son más que habituales y cotidianas.

Referente al baldeo, más o menos ocurre lo mismo. En este caso se sustituye la barredora o la escoba, por un chorro de agua a presión que va dirigiendo los residuos hacia los bordillos para que otro servicio los recoja.

Para los servicios especiales se dispone por igual del material y maquinaria necesarios, así como los productos especiales más eficaces según la tarea. Estos servicios abarcan desde la limpieza de zonas industriales hasta la prevención de heladas. La limpieza de fachadas y mobiliario urbano se lleva a cabo por lo general, mediante chorros de agua a presión. En el caso de graffitis, los productos necesarios son algo más que el agua.

En resumen, para mantener limpias las calles, se cuenta con el factor humano, las maquinas apropiadas y los sistemas necesarios para realizar las tareas. Los tipos de servicio o productos utilizados se eligen en función de la necesidad y el plan de acción seleccionado.

Como decíamos al principio de este post, la contribución ciudadana es fundamental. Los ayuntamientos disponen puntos limpios en las zonas correspondientes para que podamos depositar en ellos, aquellos residuos que requieren una gestión especial o diferente. Así como servicios de recogida de muebles o electrodomésticos de los que te vas a deshacer y no pueden permanecer en la vía pública.

Contenedores, papeleras, puntos de reciclaje a disposición del ciudadano hay en todas las calles, en todos los parques y en cualquier recinto. Utilizarlos y darles el buen uso para el que están destinados, depende únicamente de cada uno.

Los encargados de llevar a cabo estas tareas, son empleados de empresas privadas a las que los ayuntamientos o el propio estado, otorga el servicio. Unas empresas se encargan de una parte de la limpieza y otras pueden ser necesarias para desempeñar otras funciones. Así es posible encontrar siempre la empresa que mejor resuelva las necesidades de cada momento.

Con estas contrataciones los ayuntamientos pretenden contar siempre con el personal más cualificado y especifico posible. Contando siempre con empresas que reduzcan la huella medioambiental, promuevan el desarrollo sostenible y a la vez, fomenten la empleabilidad.

Dentro de este campo, se encuentran también los profesionales que se encargan del mantenimiento de jardines y parques. Generalmente trabajan en conjunto con los servicios de limpieza para lograr un mayor desempeño en sus funciones y una efectividad en lo que a la gestión de residuos que genera se refiere.

Otro de los puntos a tener en cuenta, es la gestión de esos residuos que recogen los servicios de limpieza urbana. De esa tarea, se encarga otro segmento del sector. Así mismo, los residuos se diferencian y se gestionan de manera independiente a saber de su procedencia. No se tratan igual los restos orgánicos, los domésticos o los de una fábrica.

Como se puede observar, el sector de la limpieza urbana, abarca infinidad de tareas. Desde la más sencilla que es la limpieza básica a la más ardua que es la gestión de esos restos.

Por estas y otras razones, está muy bien tener servicios de limpieza. Es un trabajo tan duro como honroso y por ello, debemos valorarlo y respetarlo. A fin de cuentas, las calles, son de todos y todos debemos contribuir a su buena conservación.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Joyas a buen precio

La tienda online de mijoyeriavirtual.com contiene un enorme catálogo de joyería de plata.  Son fabricantes y

Galeria
Scroll al inicio