La limpieza, todavía más innegociable en los locales comerciales a causa del coronavirus

La limpieza, todavía más innegociable en los locales comerciales a causa del coronavirus

No hay otro momento en el que se haya valorado más la limpieza que los meses en los que nos encontramos. No es para menos, teniendo en cuenta que una de las claves para evitar los contagios por coronavirus ha sido precisamente la limpieza y la higiene. Sin las ayudas proporcionadas por estas actividades, hubiese sido completamente imposible ponerle freno a una pandemia que nos ha condicionado de un modo tan grande en nuestras vidas de un tiempo a esta parte. La verdad es que, de no haber sido por el aumento de la conciencia relativa a la limpieza o la higiene, las cifras de contagios y muertes hubiesen sido todavía más escandalosas.

Muchos negocios y comercios han tenido que reforzar su limpieza e higiene para evitar ser un foco de contagio que, además de obligar a sus dueños a ponerse en cuarentena, hubiese reportado una imagen no demasiado positiva ante los clientes ya fidelizados y ante los que pudieran serlo en un futuro. Por eso, las empresas de limpieza han recibido más solicitudes que en ningún otro momento de su historia reciente. No es para menos. Se trata de una inversión necesaria y que, desde luego, y aunque parezca exagerado, salva vidas.

El sector relativo a la limpieza siempre ha sido muy importante en España. No es una novedad que tanta gente necesite su actividad, aunque nos estemos enfrentando ahora a una pandemia y se haya reforzado el interés por ellos. Según una noticia publicada por el diario El Español a finales de enero de 2018, durante el año anterior el sector de la limpieza había registrado una facturación que rozó los 10.000 millones de euros, lo que implicaba un crecimiento con respecto a los datos que se habían producido en 2016.

En otra noticia, en este caso propiedad del diario La Verdad, se aseguraba que el sector del que venimos hablando no paraba de crecer en positivo en los últimos tiempos. Y estaba creciendo en todos los sentidos: en lo que a número de trabajadores (en marzo de 2020 ya se superaba el medio millón de empleados dedicados a esta actividad) y en satisfacción de los clientes (para el mismo momento, casi el 70% de las encuestas reflejaban aspectos positivos de este servicio). Está claro que eso habla bien de unas empresas de limpieza que son más importantes que en ningún otro momento.

Para cualquier tipo de negocio, es indispensable una apuesta firme por la limpieza con el fin de garantizar la seguridad de sus clientes ante posibles contagios. Esa es la mejor manera de combatir los miedos generados por el coronavirus  entre las personas que necesitan acudir a un local comercial a comprar cualquier producto en los tiempos tan extraños que corren. Los profesionales de Gadeslimp nos han comentado que, a pesar de que la situación se ha estabilizado gracias en parte a la vacuna, cada día son más los comercios que deciden aumentar su inversión en higiene y limpieza, un asunto para el cual recurren a la búsqueda de proveedores vía online.

Esto habla bien de las empresas de nuestro país, qué duda cabe. Esta pandemia ya es inevitable en todos los sentidos, pero resulta claro que nos debe servir para agitar nuestra conciencia acerca de algunas cuestiones que dejemos cuidar más y de las que jamás nos podemos desprender. La limpieza es una de ellas y parece que el mensaje ha calado hondo entre todos los emprendedores españoles que han tenido claro durante todo este tiempo que la mejor manera de combatir al virus ha sido la de mantener su entorno bien cuidado y desinfectado.

No bajar la guardia ni siquiera cuando estemos todos vacunados

Dentro de algunos meses, la totalidad de la población española habrá sido vacunada y podremos empezar a decir que la pandemia es una cosa del pasado. No obstante, resulta evidente que no podremos bajar la guardia en ningún momento porque nadie nos asegura que haya nuevas variantes que puedan sobrevivir ante la inmunización que vamos a tener todos y todas. Por eso, seguir manteniendo todos los protocolos y hábitos en términos de higiene va a ser básico. Y, como ciudadanos y ciudadanas que somos, todos y todas debemos exigir que el local comercial que visitemos esté en perfecto estado de desinfección.

Hemos pasado meses muy malos, pero supimos cómo operar una vez que la pandemia ya había alcanzado una dimensión bastante grande. Todos y todas dedicamos a la limpieza un papel muy importante en nuestro día a día y es evidente que eso jugó un papel muy importante a la hora de rebajar las consecuencias del coronavirus. Ahora, con la situación más controlada, tenemos que seguir manteniendo esa mentalidad y seguir pensando en que es vital protegernos porque existe un virus que sigue ahí a pesar de que nos hayamos vacunado. De eso depende nuestro estado de salud futuro.