Eventos gastronómicos que los fanáticos del buen comer no pueden perderse durante el verano

Eventos gastronómicos que los fanáticos del buen comer no pueden perderse durante el verano

El verano siempre llega lleno de planes y diversión: playa, vacaciones, rutas en coche…y, por supuesto, las fiestas gastronómicas de la temporada, y es que sabemos que España no concibe una fiesta si no hay algo de comer. Por esto, desde que comienza la época estival hasta final de septiembre, podemos saltar de fiesta en fiesta gastronómica recorriendo todo el territorio de punta a punta y devorando lo mejor del país a bocados. Aquí, algunas fiestas a las que puedes ir a disfrutar de una buena comida, cortesía de los expertos en gastronomía de Catering A Morena.

Fiesta del Gazpacho en Alfarnatejo

Si hay un producto típico del verano es el gazpacho y en este municipio de Málaga tienen el mejor. Por algo es que la Fiesta del Gazpacho de Alfarnatejo está declarada como fiesta de Singularidad Turística Provincial,  y se celebra en el municipio más alto de la comarca de la Axarquía.

Se trata de una verbena, llena de fiesta y mucho gazpacho, en la que hasta puedes ver como se prepara esta sopa fría, denominada en la zona ‘Gazpacho de los Tres Golpes’.

Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras

Aunque el nombre no suena muy atractivo, no se trata de comer ajo a secas, sino de degustar las mejores viandas de la localidad. El fin de semana del 26 al 28 de julio, Las Pedroñeras (Cuenca) suele celebrar su feria internacional con un concurso nacional de cocina, una ruta de tapeo y un concurso de tapas en el que se podrán degustar los mejores y más originales bocados.

Fiesta del cordero en Cerler

El Pirineo Oscense tiene mucho que ofrecer en invierno, como sus estaciones de esquí o sus rutas de montaña en los alrededores de Jaca, mientras que en verano celebran la tradicional Fiesta del Cordero, un evento gastronómico que toma lugar el 24 de agosto y en el que se asan decenas de corderos Ternasco de Aragón al espeto durante unas 5 horas. La comilona posterior se acompaña de música en directo, juegos infantiles, mercadillos…

Fiesta del Albariño de Cambados

Una buena opción para disfrutar de Galicia y sus fiestas es asistir a la Festa do Albariño, que suele tener lugar del 31 de julio al 4 de agosto.

Esta fiesta surgió como un concurso entre bodegueros hace más de 40 años, hasta convertirse  hoy en día en una cita imprescindible del verano gallego para disfrutar de los conciertos, las verbenas, las citas deportivas, los desfiles y, por supuesto, el Albariño. De hecho, se calcula que en los 5 días que dura recibe alrededor de 150.000 personas.

Así que si te gusta el vino, sobre todo el blanco, no dejes de participar en esta Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Jornadas de Elogio a la pocha en Sangüesa

Del 27 al 29 de septiembre la localidad navarra de Sangüesa organiza sus jornadas de elogio a la pocha, una variedad de alubia blanca muy común en la zona.

En este evento, además de probar las pochas en los restaurantes locales, puedes participar en el desgrane colectivo o acudir al mercado agroalimentario con productos de la zona.

Fiesta del Pulpo de O Carballiño

Cada segundo domingo de agosto, decenas de miles de personas se dan cita en el parque municipal de O Carballiño, en Ourense, para disfrutar de la música tradicional, la compañía y, por supuesto, el plato estrella de la gastronomía gallega, el pulpo.

La Festa do Pulpo de O Carballiño reúne, además, a casi medio centenar de pulpeiros y pulpeiras que ofrecen este manjar cocinado en vivo y directo y servido a la manera tradicional, con aceite, pimentón y sal; todo esto desde que despunta el alba hasta que se oculta el sol. Todo un día de disfrute y sabor.

Además, Ourense ofrece darse un chapuzón en sus termas junto al Miño para tener un día de relajación luego de semejante atracón de comida.

Fiesta de la Almeja en Carril

Seguimos con Galicia, que al parecer es la anfitriona de la mayoría de las fiestas gastronómicas de España.

En el mes de agosto la Fiesta de la almeja toma las calles de la parroquia de Carril, en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). En ella podremos disfrutar de un concurso en el que se premian las mejores recetas hechas con este bivalvo, habrá degustación de almejas en todas las formas posibles, aunque la más demandada siempre es a la marinera, por supuesto, acompañada del característico vino Albariño.

Y para cerrar, luego de degustar algo de los más de 3.000 kilos de almeja que puedes encontrar en la fiesta, puedes visitar alguna de las mejores playas de la zona o seguir degustando lo mejor de la zona en sus muchos lugares para comer los platillos típicos del lugar.

La Tomatina de Buñol

Esta es una de nuestras fiestas tradicionales más internacionales, que reciben miles de personas y es conocida a nivel internacional; todo, para una sola hora de entretenimiento.

De las 11 a las 12 de la mañana, el último miércoles de agosto, Buñol, en Valencia, se convierte en el escenario de una batalla a tomatazo limpio. Si, así mismo, hasta 16.000 toneladas de tomates se han llegado a lanzar en este festejo que tiene la consideración de Interés Turístico Internacional.

Este curioso evento tiene su origen en 1945 a raíz de un incidente en un desfile. Sucedió que un participante cayó al suelo y esto derivó en una batalla campal con tomates como armas. Así, luego de haber estado prohibida durante varios años, hoy es conocida en prácticamente el mundo entero.

Gran Judiada de La Granja

Los judiones de La Granja, cocinados con careta de cerdo, chorizo, ajo, laurel y cebolla, entre otros ingredientes, son el plato estrella de este municipio segoviano, que alberga el conocido Palacio Real de la Granja de San Ildefonso.

Así, unas 10.000 personas acuden a degustar este plato contundente en la Gran Judiada de San Ildefonso, para la que la agrupación de cocineros de Segovia prepara a fuego lento más de 1.000 kilos de esta legumbre.

Si te interesa prepara tu viaje para el martes de las fiestas de San Luis, a finales de agosto, hacia la zona conocida como la pradera del Hospital.

Día de la Marmita en Laredo

Para aquellos que no lo saben, la marmita se trata de una olla de metal que se utiliza para cocinar alimentos, y que en el Cantábrico se emplea sobre todo para los guisos con bonito.

Debido a lo tradicional de su uso, en Laredo, Cantabria, se le rinde homenaje el 16 de agosto, coincidiendo con San Roque, patrón de la villa. En este día, un centenar de cuadrillas se reúnen en el puerto para participar en el concurso de marmitas y cocinar el mejor bonito del norte.

Este concurso es, en realidad, una romería multitudinaria donde no faltan la música, las risas y el buen ambiente. Y, para los visitantes, pueden completar la fiesta haciendo una ruta gastronómica por algunos de los mejores locales para comer en Santander.

Festival de la Sardina en Candás

Cada 1 de agosto, la capital del concejo asturiano de Carreño se llena de ese peculiar y veraniego olor a sardinas asadas para celebrar el Festival de la Sardina.

El Paseo de San Antonio de Candás se pone sus mejores galas para recibir a los visitantes que degustan los más de dos mil kilos de sardinas que se hacen a la plancha ese día; tradición que se lleva celebrando desde el año 1970 y que se enmarca dentro de las fiestas de San Félix.

Al finalizar la jornada se entrega el premio Sardina de Oro al restaurante que mejor ha elaborado el manjar.

Festival del Cangrejo de Río en Herrera de Pisuerga

En Herrera de Pisuerga llevan casi 50 años celebrando el Festival Nacional de Exaltación del Cangrejo de Río en el primer fin de semana del mes de agosto.

Esta fiesta comienza con el Pregón del Cangrejo y el Chupinazo, que sirven como punto de partida a un fin de semana sin tiempo para el descanso. Hay mucha fiesta y actividades para todos, pero los protagonistas absolutos son los cangrejos de río. Hay concurso de cangrejos vivos y condimentados, comidas populares y muchas formas de probarlos, entre los que no te puedes perder la deliciosa paella. El festival pone su punto y final con la quema de la Falla del Cangrejo.

Día del Jamón de Monesterio

Por último, no puede acabar el verano sin que probemos un poco de jamón de pata negra en Extremadura.

En la localidad pacense de Monesterio esperan a que llegue el 7 de septiembre para hacer gala de su producto estrella. En el Día del Jamón podrás encontrar un montón de puestos para comprar el propio jamón, pero también todos los embutidos ibéricos que te puedas imaginar. El acto central es el Concurso Nacional de Cortadores de Jamón que hace entrega al ganador del Cuchillo de Oro, uno de los trofeos más prestigiosos del sector. Y luego, para terminar la fiesta, puedes hacer una ruta por los mejores castillos de Badajoz y del Alentejo.