Los tipos de ventanas más comunes

Los tipos de ventanas más comunes

Las ventanas son un elemento fundamental en cualquier vivienda porque proporcionan luz natural en las estancias, aportan decoración, permiten la ventilación del hogar, protegen de la temperatura del exterior, así como aíslan acústicamente y proporcionan seguridad.

Pero a pesar de todas las funciones que tienen las ventanas en un hogar son un elemento que se escoge en algunas ocasiones a la ligera, sin tener en cuenta la importancia del material o el diseño escogido. Es por ello que en este artículo vamos a conocer los tipos de ventanas más comunes y sus principales ventajas e inconvenientes. Para que cuando tengas que escoger ventanas para tu hogar lo hagas en base al conocimiento y no tomes la decisión a la ligera.

  • Ventanas de madera

Las ventanas de madera son uno de los materiales tradicionales en este tipo de elementos. Si bien su uso ha decaído en los últimos años, pero todo apunta a que se van a volver a poner de tendencia debido a la importante moda del mundo decorativo por la apuesta de materiales naturales.

Entre las principales ventajas de las ventanas de madera hay que indicar que se trata de un material natural que gracias a la innovación en la fabricación de ventanas ha mejorado sus cualidades y características. Así, normalmente las ventanas de madera cuentan con una capa de lacado que aporta mayor durabilidad y permite que las ventanas se estropeen menos debido a la humedad o climatología adversa.

Sobre las ventanas de madera también hay que señalar que ofrecen un buen aislamiento térmico y acústico.

Pero también cuentan con inconvenientes, como que conseguir una ventana de madera de calidad repercutirá en el bolsillo, ya que las ventanas de madera duraderas son bastante caras. Otro aspecto negativo de las ventanas de madera es que hay que realizar un mantenimiento periódico para evitar que el material se estropee.

  • Ventanas de PVC

Las ventanas de PVC son las más utilizadas en la actualidad debido a las amplias ventajas que ofrecen. “El PVC es mejor aislante térmico y acústico que el aluminio, porque el perfil de PVC es hermético y no transmite ni frío ni calor. Se pueden encontrar en el mercado múltiples diseños y colores de ventanas de PVC que seguro que se pueden adaptar a la decoración de tu hogar. También, el PVC es un material muy resistente que no se corroe ni se ve afectado por el clima, ni la contaminación o elementos como el salitre. Y otra ventaja que no hay que pasar por alto es que no gotean con la condensación”, explican desde Crearsur, empresa dedicada a la instalación de ventanas de PVC en Granada.

Como han explicado estos profesionales las ventanas de PVC ofrecen amplias ventajas, pero también hay que destacar que son más baratas que otras opciones que se pueden encontrar en el mercado. Como inconvenientes hay que indicar que los colores son más reducidos que en el aluminio, pero mayores que en la madera.

  • Ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio son otro tipo bastante utilizado. El aluminio es un material que ofrece diversidad en cuando a diseños, tamaños, acabados y líneas de perfiles en este elemento del hogar.

Sobre las ventajas de las ventanas de aluminio hay que indicar que no necesitan casi mantenimiento porque este material no se corroe ni se deteriora. Y la limpieza de estas ventanas es muy sencilla, se recomienda emplear agua con un poco de jabón y con eso basta para mantener limpias las ventanas.

Otra ventaja de las ventanas de aluminio es que este material ofrece amplias posibilidades decorativas, ya que hay una amplia gama de colores y texturas. Así como también se pueden encontrar diferentes tipos de perfiles.

Como desventajas de las ventanas de aluminio se encuentran que este tipo de material produce condensación. Es decir, las ventanas sudan y tienen gotas de agua producidas por la diferencia entre la temperatura del exterior y del interior. Esta cuestión a la larga puede ocasionar que las ventanas se deterioren.

También hay que señalar que el aluminio se puede llegar a picar y que es peor aislante térmico que el PVC, lo que ocasiona un mayor gasto energético en calefacción.

Estos son los principales tipos de ventanas que se pueden encontrar en el mercado. Esperamos que ahora la próxima vez que tengáis que instalar ventanas en vuestro hogar porque se han estropeado o queréis aportar una estética diferente podáis escoger en base al conocimiento y sabiendo las ventajas e inconvenientes de cada material.