Cosas a tener en cuenta cuando buscas un hotel por Internet

Cosas a tener en cuenta cuando buscas un hotel por Internet

Antiguamente lo que se usaba era el boca a boca. Es decir, tú habías estado en un hotel y lo recomendabas. También se pusieron de moda las guías de hoteles en las que puntuaban. Sin duda, era el antecesor de las múltiples páginas que hoy tenemos para valorar los hoteles. Hoy en día nadie realiza una reserva en un hotel si no lo ha visto, y revisto, anteriormente por la red. Hay que tener las cosas claras. Ahora bien, hay que tener unas cosas en cuenta cuando buscas un hotel por Internet.

Aquí tienes trucos para buscar hotel por Internet

Lo primero es buscar el momento perfecto. Un estudio elaborado por un buscador de hoteles determina que el mejor momento para formalizar una reserva de alojamiento es con un mes de antelación, independientemente de que el viaje se realice en verano o invierno. Está claro que si vas a viajar por España, lo tendrás que hacer con más anticipación entre cuatro y siete semanas. Si vas a Italia entre tres y seis), Reino Unido entre cuatro y cinco, Alemania entre tres y cuatro, y Francia entre dos y cinco semanas.

Antes de reservar una habitación, lo que tienes que hacer es comparar el precio en distintas páginas web. Con esto vas a poder saber cuál es la que ofrece una mejor tarifa. Y es que la diferencia de precio de un mismo hotel puede ser considerable según el portal consultado. Te vas a ahorrar mucho tiempo y sobre todo, mucho dinero.

Pon filtros

Los filtros no solo valen para Instagram. Es una de las mejores opciones que se han creado para buscar hoteles por Internet. Si tienes claras las características que debe tener el alojamiento, utiliza filtros a la hora de buscar, te acotará los resultados y dejará de lado aquellos hoteles u otros alojamientos que no se ajustan a tus preferencias. En muchos buscadores puedes filtrar por precio, estrellas, valoración de los usuarios, distancia respecto a un punto determinado, e incluso instalaciones y servicios, como si dispone de aparcamiento, wifi, piscina, desayuno, o es apto para mascotas.

Como decíamos antes, el boca a boca es lo mejor. Pero ahora eso se llama consultar foros. La mejor forma de descubrir cómo es un hotel es leyendo las opiniones y comentarios de otros clientes que se hayan alojado previamente. Así lo hice yo con el hotel Boria bcn, sus críticas eran inmejorables y por eso decidí ir unos días de vacaciones a Barcelona.

Antes de dar el paso definitivo y formalizar la reserva, es decir, pagar, hay que comprobar las veces que haga falta las condiciones de la reserva: nombre del hotel, categoría, tarifa de la reserva, tasas, precio de servicios adicionales en caso de desearlos, fechas de entrada y salida, dirección… Y es que muchos de los errores habituales podrían evitarse si se leyeran atentamente los datos de reserva.

Ojo con las condiciones

Pero ojo, cuando compramos algo relacionado con un hotel hay que leer las condiciones ya que es probable que no haya reembolso y que incluso te cobren una penalización llamada «No show» que se trata nada más ni nada menos que «Te cobro por reservar y no aparecer», ten en cuenta que los imprevistos existen, tu vuelo se puede atrasar y el costo por no-show te lo descontarán de la tarjeta de crédito (es por eso que solo se puede pagar con tarjeta de crédito en las páginas para reservar hoteles y vuelos). Así pues, mucho ojo con estas condiciones que son las que puede hundirte tu viaje.

La verdad es que no tiene sentido tomarse todos los recaudos para reservar un hotel, ni buscar durante horas hasta dar con el mejor si es sólo para pasar una noche. Al igual que no tendría sentido descuidarte y reservar cualquier alojamiento sin checkear referencias ni asegurarte de cómo son las instalaciones si te vas a quedar, pongamos por ejemplo, siete noches.

Las aplicaciones móviles se han convertido en un gran recurso para el viajero. Con ellas es posible planificar y organizar viajes, ya que existen apps de todo tipo: para reservar vuelo, hotel, restaurante, comprar entradas, localizar sitios. Resultan de gran utilidad durante los viajes, ya que incluso permiten encontrar alojamientos cerca de tu ubicación cuando lo buscas en el último momento.

Ahora ya tienes todos los datos para buscar un hotel por Internet. No es cosa fácil, pero estate seguro de que cómo des con tecla adecuada, tu bolsillo lo va a agradecer muc