Comprar alimentos por Internet: todo lo que debes saber 

Comprar alimentos por Internet: todo lo que debes saber 

Las compras por Internet no han parado de crecer en los últimos años. Y actualmente se puede comprar prácticamente cualquier producto, hasta alimentos. La compra de comida a través de Internet aunque todavía no cuenta con demasiados adeptos cada vez es mayor. 

Y es que ofrece muchas ventajas como no salir de casa, se puede realizar a cualquier hora y cualquier día, existe una amplia gama de productos entre los que escoger y se puede comparar precios rápidamente en distintas tiendas. También una ventaja de la compra de alimentos online es que se pueden comprobar las opiniones de otros usuarios sobre el servicio de la empresa o la calidad de los productos. 

No obstante, a pesar de todas las ventajas de comprar alimentos en tiendas online este tipo de compras también presentan riesgos y desventajas. En cuanto a inconvenientes, el principal que hay que destacar es que no podemos ver los productos in situ, es decir, por ejemplo podemos pedir un kilo de naranjas pero no podremos escoger cómo nos gustan a nosotros, ni tocarlas para ver el grado de madurez. Como desventaja también hay que hablar del envío que aunque rápido no lo tenemos de manera instantánea como cuando hacemos la compra en el súper tradicional. Y otra cuestión a señalar es sobre la recepción del pedido, tendrás que tener en cuenta que tienes que pasar tiempo en tu domicilio para poder coger el paquete sin problemas. Por supuesto, también un problema de las compras online puede ser la seguridad, se puede caer en estafas o phishing.  

Y una vez que ya hemos conocido las ventajas e inconvenientes de la compra de productos alimentarios a través de la red te vamos a indicar algunos trucos para conseguir que la compra sea segura y no tengas problemas. 

· Desconfía de tiendas online con poca información 

Ya hemos indicado que uno de los problemas de comprar a través de la red es caer en estafas o páginas de phishing, una técnica que persigue engañar a los usuarios haciéndose pasar por empresas o servicios de confianza. 

Para evitar caer en este tipo de fraudes habituales en la red es importante desconfiar de tiendas online con poca información. Tan solo compra en tiendas online en las que se refleje la denominación social de la empresa y el Número de Identificación Fiscal (NIF), cuenten con información de contacto como teléfono o correo electrónico, así como los datos de inscripción en el Registro Mercantil. 

Otro tipo de información que debe quedar clara es el precio y los detalles de los productos, el método de envío, los gastos asociados al envío y la política de devolución. 

Si das con tiendas online donde algunos de estos datos no aparecen, intenta evitar realizar la compra en ese comercio electrónico. 

· Busca el certificado de pago seguro SSL

Otro aspecto a tener en cuenta para realizar una compra online es comprobar si la tienda online dispone de un certificado de pago seguro SSL. 

El certificado de pago seguro SSL (Secure Socket Layer) garantiza que el comercio electrónico cuenta con un protocolo de seguridad que permite que las compras estén protegidas. Se trata de un sistema de cifrado con algoritmo y clave de seguridad que permite la encriptación de los datos bancarios para garantizar la seguridad en la compra. 

Muchos comercios online y de todos los sectores cuentan con certificado de pago seguro SSL, desde tiendas online de aceite como la de El Centro de Interpretación Olivar y Aceite de la Asociación Olivar y Aceite Provincia de Jaén, grandes supermercados o tiendas online gourmet. Porque este tipo de certificado demuestra seriedad, confianza y profesionalidad y como usuario debes buscarlo. 

· Vigila todo bien cuando llegue la compra 

Si ya has realizado la compra es importante que una vez llegue el pedido a tu casa revises bien todos los productos. Comprueba que el embalaje está bien, que todos los alimentos se encuentren en buen estado y lleguen a la temperatura adecuada, así como revisa que en el paquete están todos los productos que habías comprado. 

Si ves fallos en alguno de estos aspectos recuerda que tienes el derecho de reclamar. Las tiendas online tienen políticas de devolución o compensación, por lo que si compruebas que no se ha garantizado la calidad de los productos deberías ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente. 

En definitiva, estos son los consejos que te pueden ayudar a comprar alimentos a través de Internet de manera segura.