Tienda física o virtual

Tienda física o virtual

No se le escapa a nadie que las costumbres de compra de los consumidores están sufriendo unos cambios importantes, algo donde las tecnologías actuales tienen mucho que decir. Todos vemos como buena parte del público ya adquiere productos en la red. A pesar de ello, hay gente que gusta más de “tocar o “palpar” los productos antes de adquirirlos. Por este motivo, muchos emprendedores, se preguntan si es mejor la tienda física o la virtual.

Una buena parte de los emprendedores terminan optando por la tienda virtual, donde los principales motivos son dos: un reducido coste para montar el negocio y las evidentes ventanas que tienen los e-commerce.

Costes:

Los costes en las tiendas online no necesitan inversiones iniciales que son similares a los que se pueden hacer en una tienda física.

¿Qué es lo que se necesita para la apertura de una tienda física?

Hay que contar con locales que estén bien situados y que tengan el espacio preciso, caso de los trabajadores, muebles o un inventario en materia de productos que sea suficiente. Para la tienda online, será necesaria una conexión a la red y contar con un hosting adecuado, así como una web, proveedores, varios sistemas para los pagos, marketing y trabajadores para su mantenimiento. En los dos casos hay que dejar claro que es fundamental la logística.

Ventajas

Las ventanas para los negocios online son también evidentes y vamos a ver una serie de ejemplos:

No existen las fronteras: cuando se pone un producto en un escaparate en la res, va a estar de manera automática para que pueda verlo toda la persona en el mundo que tenga una conexión a la red. Después el usuario es el que tiene que decir a qué países se va a exportar, pero siempre existe la posibilidad de venderlo en todo el globo.

No existe el horario: los productos en la tienda en línea deben estar dispuesto para el público lo antes posible.

No existe espacio físico: los escaparates son finitos, puesto que es posible contar con más productos sin tener que contar con ellos en el almacén.

Hablemos también de que las tiendas físicas también tienen cosas buenas, puesto que los clientes pueden ver en vivo y en directo el producto e interactuar con el mismo. Esto es especialmente importante en algunos negocios como en la venta de coches.

El caso es que a la hora de vender productos, hay que considerar el estudio previo de los clientes en la red de redes. Seamos sinceros, los foros, reseñas o tiendas de influencias que van a influir en la decisión final de los consumidores.

Las tiendas físicas son buenas para fidelizar, pero todo esto se puede hacer en los negocios online apoyándose en muchas promociones.

Si vemos las necesidades y ventas, se puede decir que hay más probabilidades más altas de una tienda virtual es más económica que una física, por lo que si hay productos que se pueden vender online, nuestro consejos es abrir un negocio en la red.

No olvidemos que los negocios también tienen una serie de exigencias. Se debe conocer bien los detalles de la gestión comercial y de los productos que se venden. En Coolbakery creen que es vital y preciso hacer una investigación de mercado y así saber si la clase de negocio tiene viabilidad, debiendo estudiar a la competencia.

Los clientes son realmente importantes y la finalidad de un producto es que se venda, no que nos guste.

Se debe diseñar una tienda que sea atractiva y en la que poder navegar, debiendo contar con un catálogo bueno y donde la navegación sea realmente intuitiva.

Tampoco se debe dejar de dar importancia al marketing online, pues hay que posicionar bien el negocio, estando activo en cuanto a las redes sociales y la interacción con los clientes, algo que no es tan fácil como pueda parecer. No hay demasiados productos que se vendan solos, la verdad sea dicha.

Establecimiento de los aspectos legales, donde hay que tener claros los derechos que tienen los consumidores, definiendo una política de devoluciones, así como de redacción de los términos legales.

Con independencia de la decisión que se toma, lo mejor es optar por el asesoramiento de profesionales que ayuden a una gestión eficiente y de manera sencilla del mundo digital y del físico, donde se deben centralizar los stocks y las ventas de los dos. Los consultores van a poder aconsejar sobre el camino que se debe tomar dependiendo del sector, lo que puede ser de gran ayuda de cara a salvar el listado de exigencias que puede haber.