Pérgolas bioclimáticas

Pérgolas bioclimáticas

El instalar una pérgola bioclimática puede llegar a ser la mejor solución a la hora de disfrutar de tu terraza por mucho tiempo. Por todo ello, te explicamos como son esta clase de soluciones y las ventajas con las que cuentan.

Algo que no debe faltar en el exterior de tu hogar si quieres sacarle el mejor partido en verano es que haya un espacio de sombra. Todos sabemos que no hay terraza, piscina, patio o jardín a pleno sol en el que podamos estar cuando el calor empieza a apretar. Por todo ello, es posible que vayas a necesitar una pérgola bioclimática. Vamos a mostrarte todas las cualidades que atesoran, un producto que asegura Rolltec, una de las pioneras del sector, que ha aumentando mucho su demanda en los últimos tiempos por sus grandes ventajas para muchos clientes.

Aclarando…

Algo que debes saber es que las pérgolas bioclimáticas son las que se adaptan de manera sencilla a las condiciones climatológicas de la terraza en cada uno de los momentos en que la utilices. Esto hace que pueda regularse de forma natural la temperatura que existen en el espacio exterior de la terraza en un momento concreto.

Es posible que sea algo complejo comprender el concepto y la razón que hay para que se diferencia del resto de pérgolas corrientes que hay. Realmente es bastante sencillo, pues las pérgolas bioclimáticas se componen de una estructura fija de aluminio y una cubierta de lamas que se pueden orientar.

Este tipo de pérgolas las podemos ver de varios tipos Existen algunos sencillos y otros de mayor complejidad. En el caso de los primeros tienen accionamiento manual. Si movemos las lamas de aluminio, las orientamos o cerramos, se debe hacer con manivela.

Hay modelos que funcionan con dispositivos eléctricos, que son más modernos. Estos funcionan con un interruptor y también podemos encontrarles con mando a distancia. Llega a existir con sensores, tanto de viento como de lluvia, detectando este tipo de agentes climatológicos y pasan a cerrarse de manera automática.

Distintas formas de instalación

Al igual que otros tipos de pérgolas, las que son bioclimáticas se pueden instalar de distintas formas según la función que tenga. Dependiendo del lugar en donde se quiere colocar la pérgola, va a poder ir en modo autoportante o fijada a la propia pared a una de las fachadas que existan en la casa.

Si se quiere poder disfrutar de la apertura completa de la cubierta, las hay bioclimáticas con lamas retráctiles, las cuales permiten poder ser recogidas en invierno y que quede el espacio abierto.

Variedad en cuanto a materiales, diseños y colores para elegir

Este tipo de pérgolas se fabrican en aluminio, un material que se caracteriza por ser altamente resistente, de gran ligereza y practicidad en esta clase de estructuras.

Los diseños, por lo general son modernos de líneas rectas, los cuales vienen que ni pintadas para los espacios modernos, pero también quedan perfectas en casas de estilos más rústicos, en espacial si se elijen en tonos apropiados. La gama de colores llega a ser tan amplia que podemos lograr que la pérgola bioclimática quede bien integrada en un sitio determinado, tanto si es en una casa como si es en el propio jardín.

En cuanto a los colores podemos elegir acabados que tendrá el aluminio, pudiendo ser en metalizado, nacarado, con efecto simil madera, etc.

Los accesorios también son de gran ayuda

Hay muchas formas para completar una pérgola bioclimática y que esta se puede adaptar totalmente a las necesidades existentes de cada patio o terraza. Igualmente se pueden llegar a instalar los más modernos sistemas de iluminación LED que posibiliten utilizar el espacio en horario nocturno, cuando cae el sol. Estos se colocan en la estructura, postes o incluso también se puede proceder a instalarlos en las lamas.

Ya has visto que tanto si son de gran tamaño como si son más reducidas, con funcionamiento de modo manual o eléctrico, con luz o carente de ella, la pérgola bioclimática que elijas va a ser la mejor solución para que tu terraza calurosa pase a ser un sitio de lo más fresco y confortable, donde sin duda va a dar gusto encontrarse. Ahora te toca a ti decir en base a tus necesidades y posibilidades.