La afición por los coches, un hobby para nuestro tiempo de ocio

La afición por los coches, un hobby para nuestro tiempo de ocio

Nos ha tocado vivir en un mundo cada vez más complejo en el que apenas nos queda tiempo para nosotros mismos y es que el trabajo cada vez nos absorbe más horas. Unas horas que tampoco vemos recompensadas en nuestra nómina y es que la realidad es que los sueldos cada vez son más bajos. Es por ello por lo que cuando podemos disfrutar de nuestro tiempo de ocio, siempre tratamos de hacerlo aprovechándolo al máximo y es que solo de esta forma seremos capaces de desconectar de la rutina diaria. Así, en muchos casos, la afición por los coches es una buena excusa para disfrutar de nuestro tiempo de ocio, al igual que lo sería disfrutar del fútbol para un aficionado al balompié o del basket para un amante de las canastas. Por todo ello, a lo largo de las próximas líneas os queremos proponer una serie de planes, enfocados a los aficionados a la automoción, para que soñéis despiertos con vuestros coches y, como os hemos dicho, al menos por unos días, podáis olvidaros del estrés del día a día.

El sector de la automoción en nuestro país es uno de los que más millones de euros mueve cada año y es que a pesar de que somos un país pequeño, lo cierto es que tenemos una potente industria del automóvil que nos hace ser uno de los referentes mundiales en este campo. Es por este motivo por el cual a lo largo y ancho de nuestras fronteras tenemos cientos de actividades diferentes para poder gozar de nuestras máquinas. De hecho, para los que somos más nostálgicos y nos encantan los automóviles clásicos, en Galicia tenemos uno de los eventos que más fieles congregan cada año. Así, en la ciudad de Eduardo Barreiros y Estanislao Reverter, en Ourense, podemos disfrutar del Rallyde Ourensede coches clásicos y antiguos, el cualcumplióeste año sus bodas de plata con noventa inscritos y un recorrido de 195 kilómetros de regularidad, en el que la velocidad no era lo que primaba, sino que lo era la consistencia. Una jornada de disfrute para los amantes de los vehículos más clásicos y que surcó la provincia de punta a punta parando a degustar los mejores platos y caldos de la zona con un ambiente de compañerismo y tomando el evento como una fiesta, no como una competición.

Nuestro país también cuenta con una gran cantidad de autódromos donde podemos disfrutar de la velocidad en su estado puro y con las máximas garantías de seguridad. De este modo, todos aquellos que tenemos un vehículo de competición podemos acercarlo hasta uno de estos trazados para probarlo a su máximo rendimiento. Un viaje que nosotros os recomendamos que llevéis a cabo con Transportes Cars y es que ellos son expertos en traslados nacionales e internacionales de vehículos, por lo que su eficiencia es su gran virtud. Y es que de este modo no nos tendremos que preocupar de ir más despacio por las autovías para llevar el coche en un remolque, sino que podemos viajar tranquilamente y tener la garantía de que cuando lleguemos a la pista, allí estará nuestro bólido esperando. Esta es otra de las actividades que podemos hacer en nuestro tiempo de ocio y es que no solo nos devolverán la sonrisa del niño que llevamos dentro, sino que también nos permitirán aliviar las tensiones que tengamos por medio de la conducción. Una conducción agresiva y veloz que, con la seguridad que podemos encontrar en los circuitos españoles, no tendremos ningún problema en soltar. Además, en muchos de los trazados de nuestra geografía existen diferentes jornadas en las que podemos disputar tandas organizadas en las que no correremos solos en la pista, sino que pasaremos el día con otros amantes de la velocidad que se animen a meter sus coches al circuito por unos precios asequibles y, como es lógico, siempre cumpliendo una serie de medidas de seguridad.

Los viajes que podemos hacer con la excusa del automovilismo

El automovilismo nos abre la puerta a conocer mundo y es que, con la excusa de ir a presenciar alguna prueba de algún certamen mundial, ya sea de Fórmula 1, rallyes o rallycross, tendremos la oportunidad de conocer más de una veintena de países. Sin embargo, para los que somos más caseros, si seguimos un campeonato nacional, por ejemplo, el de rallyes o el de montaña, también podremos descubrir partes de nuestro país que esconden una gran riqueza y que, en muchos casos, se trata de zonas que, a no ser por algo en concreto, como un evento de este tipo, nunca nos plantearíamos conocer.