El reloj también experimenta un repunte de ventas gracias al comercio online

El reloj también experimenta un repunte de ventas gracias al comercio online

El nacimiento y posterior desarrollo del comercio electrónico ha desatado lo que ya se puede considerar como una auténtica revolución. Comprar desde casa, ese asunto del que solo podíamos hacer gala en el momento que un vendedor ambulante llamaba a nuestra puerta. Ahora, eso es lo más normal de este mundo y sigue en crecimiento de una manera increíble, como la que nunca podríamos haber imaginado. Desde luego, el ecommerce ha venido para quedarse y ha demostrado que una nueva forma de negocio es posible en todos los sectores de producción habidos y por haber.

Son muchos los productos que han experimentado un repunte en lo que tiene que ver con sus ventas gracias a la llegada de este comercio electrónico. Uno de los que está presente en esta lista es, sin ninguna duda, el reloj, uno de los grandes perjudicados por el desarrollo de las nuevas tecnologías en los últimos años pero que, curiosamente, ha experimentado un aumento de sus ventas sobre todo gracias a que el comercio electrónico está empezando a imponerse sobre el comercio más tradicional. Lógicamente, no todo podía ser negativo. Y, como el reloj, podemos encontrarnos con más productos que están viviendo una pequeña Edad de Oro.

Es evidente que la realidad no la podemos esconder. La tradición por llevar reloj, desde luego, ha perdido corpulencia en los últimos años y una noticia que fue publicada en el portal web Statista así lo aseguraba. En 2016, eran 6’6 millones de personas las que, en España, no disponían de ningún reloj. Solo un año más tarde, ese número superó los 10 millones. El número de personas que tiene uno, dos, tres o más relojes, por otra parte, ha bajado en todos los casos según esta misma fuente.

El afán por los relojes tradicionales parecía estar de capa caída en una sociedad tan tecnologizada como la nuestra, pero se podría decir que el comercio electrónico ha cambiado la tendencia en lo que respecta a este sector. Nos lo han comentado los profesionales de una entidad como Tic Tac Área, especializados en la venta de este tipo de objetos y que han visto cómo el volumen de pedidos a través de su web se ha disparado, superando todos los registros que están asociados a la venta física. Esto no hace sino demostrar que el ecommerce está aquí y que su tendencia sigue siendo al alza.

Es evidente que llevar un reloj de pulsera es algo que, aunque parezca cosa del pasado, sigue siendo muy recurrido por bastante gente. Son muchas las personas que, más allá de usarlo para lo que realmente es útil, para indicarnos la hora, los coleccionan como un objeto que forma parte de un pasado que hemos vivido y que, de alguna manera, todavía queremos seguir teniendo presente por los motivos que sean. Está claro que eso tiene un valor muy grande, sobre todo desde el punto de vista sentimental, para una gran cantidad de personas de diferentes condiciones sociales, económicas o culturales.

¿Qué es necesario para ser un experto en relojes?

Una noticia que fue publicada en el portal web del diario La Vanguardia indicaba diez cosas que deberían conocerse para ser un verdadero experto en relojes. Entre esas cuestiones, aparecen asuntos como lo pueden ser diferenciar un reloj mecánico de uno de cuarzo, saber que hay muchas firmas pero pocas compañías, saber que dentro del sector faltan profesionales o que alguno de esos relojes incluyen obras de arte, entre otras tantas cosas. Lo cierto es que el mundo de los relojes es muy interesante y que, si se conoce en profundidad, es fácil que capte nuestra atención.

El reloj se ha convertido más en un asunto relacionado con la moda o la belleza que con la utilidad de la información que nos proporciona. Desde luego, el perfil de persona que adquiere este tipo de producto a través de la red se corresponde con un prototipo de persona que busca en Internet diferentes maneras de aumentar su potencial en lo que respecta a la belleza o a su manera de vestir. El reloj, en efecto, juega un papel muy importante en este punto y está claro que, sabiendo eso, son muchas las personas que buscan obtener sus ventajas.

Estamos seguros de que el sabor añejo que implica llevar relojes nunca se va a perder del todo. Son muchas las personas que siguen necesitando y adorando el llevar ese compañero en su muñeca. Y no nos cabe la menor duda de que todas esas personas van a seguir apostando por Internet para hacerse con los relojes que, dependiendo de sus gustos, más puedan encajar. Es un hobby del que nunca se van a desprender todos sus amantes por mucho que tengan la posibilidad de mirar su hora en el móvil o en el ordenador.