Cómo cuidarte del coronavirus cuando vas al gimnasio

Cómo cuidarte del coronavirus cuando vas al gimnasio

Al igual que todos los espacios públicos donde las personas se reúnen, los gimnasios y los centros de acondicionamiento físico son lugares donde se puede propagar el virus del COVID-19. Y es que las pesas compartidas, las áreas de estiramiento sudorosas y la respiración agitada son factores de riesgo para nuestra salud.

Sin embargo, aunque muchos piensan que los gimnasios representan un riesgo mayor que cualquier otro espacio público, las investigaciones en materia defienden lo contrario. Así que si quieres continuar con tu rutina de ejercicio diario, deberás tomar las mismas precauciones que cuando asistes a otros lugares públicos, siempre cuidando mantener una distancia prudente con las demás personas, evitar el contacto físico al máximo y cuidarte de las superficies que podrían estar infectadas.

Así, al tomar las precauciones adecuadas puedes disminuir tu riesgo de enfermarte. En este artículo te contamos como lograrlo.

¿Qué puedes hacer para minimizar tu riesgo en el gimnasio?

Ya sea que tu gimnasio realice una limpieza minuciosa y regular contra el virus o no, tus propias acciones son la clave para protegerte a ti y a los demás miembros del gimnasio, por lo que debes:

  • Ir a las horas de menor actividad. Un pequeño estudiorealizado en 3 gimnasios en Brasil en 2018 encontró que el riesgo de contraer una enfermedad respiratoria contagiosa puede ser menor cuando hay menos personas en el gimnasio. El estudio, que estimó el riesgo de influenza y tuberculosis (no de coronavirus), mostró que en todos los gimnasios, «el riesgo de infección aumentó durante los períodos de ocupación máxima”. Sin embargo, la regla aplica.
  • Limpia el equipo.Karen Hoffmann, R.N., especialista en prevención de infecciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de North Carolina en Chapel Hill y expresidente inmediata de la Asociación de Profesionales en Control de Infecciones y Epidemiología, recomienda limpiar el equipo del gimnasio siguiendo las indicaciones recomendadas para mantener el virus de Covid a raya y que te explicaremos más adelante en este mismo artículo.
  • Lleva contigo toallitas húmedas y otros artículos de desinfección. Busca unas toallitas que contengan al menos 60% de alcohol o blanqueador con cloro, o simplemente asegúrate de que en realidad sea una toallita desinfectante, y no solo diseñada para la higiene personal.
  • Mantén tus manos lejos de tu cara.Sigue la recomendación de evitar tocarte los ojos, la nariz o la boca al hacer ejercicio en el gimnasio. «La forma en que nos infectamos no es tocar superficies sucias, sino llevar el virus de las manos a la cara», dicen los expertos.
  • Practica una buena higiene de manos. El consejo estrella es lavarse las manos con agua y jabóndurante al menos 20 segundos siempre después de haber terminado de usar una máquina, o en su defecto, usar un desinfectante para manos con al menos 60% de alcohol. Asegúrate de hacerlo también antes de tocarte la cara o cualquier parte de la botella de agua que usas para tomar. Igualmente, hazlo de nuevo antes de salir del gimnasio.
  • Quédate en casa si estás enfermo.Los CDC recomiendan quedarte en casa si estás enfermo, así se traten de síntomas leves. «Esto puede significar quedarte en casa cuando solo estás levemente enfermo y de otro modo podrías decidir seguir con tu entrenamiento», dice una publicación de la Asociación Internacional Health, Racquet & Sportsclub (IHRSA), que representa a 9,200 clubes miembros en 70 países. Por ejemplo, en estos casos puedes optar por la variedad de clases virtuales que muchos centros están ofreciendo como una alternativa de ejercicio más segura, incluso algunos ofrecen la opción de programar entrenamientos para que las personas realicen en casa o proporcionar capacitación personal a través de video chat.

¿Cómo desinfectar el equipo o máquinas de gimnasio’

Usa los productos de desinfección adecuados

Chiwawap.com, especialistas en productos de limpieza y desinfección, te recomiendan limpiar tu equipo de entrenamiento y las maquinas que uses en el gimnasio con los productos adecuados.

Aquí, lo más práctico y eficiente son las toallitas húmedas. Las toallitas húmedas están diseñadas para desinfectar, lo que significa que los productos químicos utilizados matan los gérmenes y las bacterias. Esto es importante porque te protegerá al entrar en contacto con fluidos corporales como el sudor o la saliva.

Para usarlas de la forma correcta, debes asegurarte de limpiar toda la superficie de la máquina o el equipo que planea usar. Luego, deja que la superficie se seque completamente antes de usarla. Esto ayudará a asegurar que el desinfectante tenga el tiempo adecuado para funcionar.

Muchos gimnasios ofrecen toallitas húmedas a sus clientes, pero si no es el caso, debes llevar las tuyas propias. Puedes comprar una pequeña bolsa portátil y resellable que es fácil de llevar consigo durante el entrenamiento.

Eso sí, evita usar toallitas desinfectantes en tu cuerpo, ya que frotarlas en la cara, cuello o brazos puede causar un sarpullido grave.

Por otro lado, te recomendamos armarte con una botella de spray con amoníaco, que sirve como una solución desinfectante que puedes aplicar antes y después de usar el equipo. Igualmente, si tu gimnasio no la ofrece, puedes hacer la tuya propia en casa y meterla en tu bolso del gimnasio. Las mezclas de amoníaco suelen ser amoníaco cuaternario mezclado con agua. Esto es seguro de usar y hace un buen trabajo en la eliminación de los gérmenes en el equipo.

Para hacer tu propia mezcla, solo debes mezclar una media taza de amoníaco con un galón de agua. Luego, llena una pequeña botella de spray para el cabello con el limpiador de amoníaco y ya está listo para llevarlo contigo.

Al igual que pasa con las toallitas húmedas, deberás dejar que la solución se asiente en el equipo durante unos momentos antes de limpiarlo. Esto asegura que todos los gérmenes sean eliminados.

Ten cuidado cuando rocíes el equipo. No lo pulverices cerca de enchufes, tomas de corriente o máquinas con paneles eléctricos. También asegúrate de estar atento si pulverizas cerca de otros miembros.

Evita los productos de limpieza que no sean seguros o que no sean eficaces

Además de usar limpiadores que hagan un buen trabajo en la desinfección del equipo de gimnasio, también hay algunos limpiadores que no debería usar. Esto porque puede ser que no sean seguros o que simplemente no funcionen para limpiar las máquinas del gimnasio. Algunos de estos son:

  • Lejía.Este es un desinfectante muy fuerte que mata los gérmenes. Sin embargo, puede ser nocivo si no se prepara o se usa adecuadamente. Esto sin contar que puede arruinar tu ropa (o la de otros) y puede ser peligroso si se inhala o se deja que se asiente sobre la piel.
  • Solución de bórax.Es un limpiador más natural, pero no desinfecta. Es decir, puede limpiar, pero los gérmenes no serán eliminados con bórax.
    Bicarbonato de sodio. De nuevo, una forma más natural de limpieza, el bicarbonato de sodio no desinfecta y mata los gérmenes.
  • Peróxido de hidrógeno.El peróxido de hidrógeno puro puede causar un sarpullido e irritación en la piel.

Usa la técnica de limpieza correcta

Aunque el riesgo de contraer una infección o un resfriado por compartir el equipo en el gimnasio es bajo, igual se debe limpiar el equipo después de usarlo:

  • Antes de usar cualquier equipo de gimnasia (colchoneta de yoga, mancuernas o máquina), limpia bien cualquier parte con la que vayas a entrar en contacto. Los artículos a desinfectar incluyen: colchonetas de yoga, mancuernas, campanas de tetera, pelotas de ejercicio, las manijas y la almohadilla de control de los equipos de cardio y las manijas de las máquinas de pesas.
  • Rocía o limpia el equipo con el desinfectante que hayas elegido.
  • Siempre que limpies el equipo de gimnasio con la intención de desinfectarlo, debes asegurarte de que usas la técnica de limpieza correcta para matar todos los gérmenes y bacterias. La mayoría de los sanitizantes y desinfectantes requieren que siga instrucciones específicas para que las bacterias sean eliminadas y removidas de su equipo.
  • Intenta dejar el desinfectante en el equipo por lo menos 2 o 3 minutos y si se trata de tus artículos personales o el equipo de gimnasia de tu casa, mejor deja que se asiente sobre los artículos durante 10 a 30 minutos cada vez. Este es el mejor método para matar la mayoría de las bacterias.
  • Limpia también el equipo después de usarlo, para también proteger a los demás.

Desempolvar y aspirar el equipo doméstico

Si tienes un equipo de cardio y otros equipos de gimnasia en casa, deberás hacer una limpieza minuciosa tu mismo. Así ayudarás a mantener la integridad del equipo y a asegurarte de que siga funcionando normalmente.

Para esto, debes dedicar un tiempo semanal a la limpieza del gimnasio de tu casa. Desempolva todas las pesas, máquinas y equipo de cardio; mantén los cables, enchufes y tomas de corriente libres de polvo.

También, debes aspirar alrededor del equipo. Esto puede ayudar a asegurarse de que no haya polvo o escombros en las áreas circundantes.

Se trata de realizar una limpieza más exhaustiva de la que la haces en el gimnasio con una toallita húmeda y de estar pendiente de hacerlo al menos una vez por semana.