Un apoyo para profesores y educadores

teacher-403004_640

Hoy vamos a ayudar un poco a ese sector de la población que se dedica a la educación o a la enseñanza. A veces nos olvidamos de que ellos hacen una gran labor para nuestra sociedad y que de su trabajo depende el futuro de toda una generación así que vamos a recomendarles esta web donde comprar libros de educación sin salir de casa y a muy buenos precios.

La labor de los educadores en nuestra sociedad es realmente importante. En realidad lo es en cualquier tipo de sociedad, incluso en las menos desarrolladas o en las que son totalmente diferentes a la nuestra como podría serlo la cultura de una tribu del Amazonas o de África porque todos necesitamos una serie de conocimientos que varían según la sociedad en la que vivimos para aportarnos una base con la que sobrevivir día a día. Y el caso es que el respeto por estos educadores es muy elevado en países con una educación tan envidiada como Finlandia o Noruega pero también lo es en estas tribus de las que hablábamos, allí el educador es el sabio, el anciano, el que merece el mayor de los respetos. Sin embargo, llegamos a España, y parece que ese respeto desaparece o, como mínimo, mengua notablemente.

No estoy diciendo con esto que todos los educadores sean maravillosos y buenísimos, habrá algunos profesionales muy comprometidos y responsables y otros que no lo serán tanto o, directamente, no lo serán, porque ya se sabe ese dicho que dice “que hay de todo, como en botiga”, pero el caso es que los ciudadanos les debemos un respeto que a veces no les damos.

Últimamente están habiendo muchos casos de profesores que son incluso agredidos por los padres de sus alumnos porque les han suspendido alguna asignatura o les han castigado  o cualquier otra cosa que a ellos no les ha parecido bien. Está claro que si algo no te gusta vas a ir a hablarlo con los profesores de tu hijo pero siempre hay que hacerlo desde el respeto y sin pensar que tu hijo es un santo que nunca hace nada y cumple con sus tareas perfectamente porque eso, siento decíroslo, nunca es así. Pero lo que no puede ser es que el niño esté tan sobreprotegido y tú, como padre, madre o tutor, tan ciego, que lo defendamos a capa y espada sin conocer todos los hechos y riñendo a un profesor pro hacer su trabajo que, al fin y al cabo, es educar a nuestro hijo en todos los ámbitos de la vida y siempre desde el respeto. Y qué respeto vamos a enseñar si vamos insultando o pegando sus profesores? Ninguno.

Ved por ejemplo esta noticia: “La madre de una alumna agrede a una profesora de un instituto de Los Barrios”. La madre, por lo visto, dio un bofetón a una profesora del centro porque ésta le había abierto un parte a su hija y no estaba de acuerdo con eso. Tras una discusión con la profesora, la madre la insultó y le propinó una bofetada. Y yo me pregunto ¿hasta dónde vamos a llegar?

Habrá profesores mejores y peores y, desde luego que los hay que meten la pata hasta el fondo pero los educadores, por lo general, trabajan duro diariamente para dar a nuestros hijos la educación que merecen. Ellos están siempre en continua formación para aplicar las nuevas técnicas de educación en su aula y, en muchas ocasiones, aprendiendo cómo lidiar con situaciones especiales y por eso necesitan nuestro apoyo y respeto así que, por mi parte y desde este humilde blog, un aplauso para ellos.

Deja un comentario