Soluciones para tu vehículo

Que se estropee algo del coche es siempre un problema porque no sé  a los demás, pero a mí siempre me pasa cuando más problemas económicos tengo. Si hay un mes que me va de lujo el coche también va estupendamente, ahora bien, como empiecen a llegar pagos, facturas, seguros e impuestos, mi coche decidirá que es el momento perfecto para estropearse y no hay nada que le pueda hacer cambiar de opinión. Es como una ley más de las “Leyes de Murphy”.

El caso es que como ya sé que eso de “si algo puede salir mal, saldrá mal” en mi caso, más que una ley de Murphy es una ley irrefutable, hace tiempo que llegué a la conclusión de que debo tener soluciones para todo, incluido mi coche, así que ahora mismo tengo dos versiones para solucionar el mismo problema y recurro a cada una de ellas dependiendo de las circunstancias.

Por un lado he encontrado un taller de confianza, de esos que quedan pocos la verdad, donde además de haber grandes profesionales, tienen precios bastante ajustados. Por si a alguien le interesa os dejo la web: tallerautobabel.es. Pero, hay meses, en los que a pesar de que intenten ajustarme la factura lo máximo posible, el bolsillo no da para más, y entonces hay que conseguir un poco más de ahorro así que… ¿qué forma de arreglar tu coche puede hacer que te salga más económica que acudir a un taller que ya de por sí es barato? Pues, obviamente, arreglarlo tú mismo porque la opción de buscar un taller más económico no existe, os lo puedo asegurar porque ya lo he intentado.

Y llegados a este punto tenemos un problema: no tengo ni idea de mecánica, ni siquiera sé cambiar una rueda en condiciones así que… imaginad lo que sería para mí encontrar en un vehículo qué es lo que falla y solucionarlo…. Imposible. Por eso lo mejor es tener a un conocido o conocida amante del mundo del motor que no tenga inconveniente en echarte una mano y yo he encontrado a esa persona en mi prima Astrid. Tiene 23 años y adora los coches desde que tenía 4 años, no puede evitarlo, es como un hobby y una obsesión  para ella, todo al mismo tiempo.

shutterstock_68171755reducida

Ahora necesitamos comprar las piezas

Una vez que tenemos a la persona que va a arreglarnos el coche, bien seas tú mismo o sea otro, tenemos que localizar una buena tienda que te provea de lo que necesitas y ahí tenemos otro problema porque no todas las tiendas de este calibre venden directamente al público ni todos los desguaces (que sé que es lo que estáis pensando) tienen las piezas que necesitas. Por eso, tras mucho buscar y darme con la pared en más de una ocasión, me siento orgullosa de poder traeros una tienda online que vende de todo, y cuando digo de todo me refiero a todo, en lo referente al mundo de los coches. Se trata de reparatelotu.com y es una web muy cómoda porque puedes seleccionar la marca de tu vehículo y a partir de ahí buscar la pieza que necesitas. Tienen recambios de coches de todos los modelos y si hay algo que les falta en stock te lo pueden pedir sin problemas.

La última vez que recurría a ellos fue por algo sencillo, unas bujías, y he de reconocer que merece la pena porque recibes el producto en casa, sin moverte tú ni el coche, y luego sólo tienes que cambiarlas… o que te las cambien.

La conclusión a todo esto es que si no puedes cambiar las “leyes de Murphy” lo mejor que puedes hacer es buscar soluciones a todo lo que te pueda pasar… por si acaso.