El Revolucionario Método Konmari para Ordenar tu Casa

Hace un par de semanas tuve la visita de mi tía. Mi tía es una de esas mujeres apasionantes, muy inquietas y llenas de energía. Su última aventura la había llevado a Japón. Tan pronto como la vi pasar me di cuenta de que algo en ella había cambiado.

Si una cosa caracterizaba a mi tía era su tendencia al desorden, sin embargo, la historia que estaba a punto de contarme me hizo comprender que esa tendencia al caos y al desorden en ella había cambiado para siempre.

Al parecer, fue allí en Japón donde descubrió el revolucionario método Konmari con el que no solo el que el minimalismo y el orden habían pasado a primer lugar en su lista de prioridades. Cuando me enseñó una fotografía de su casa no me lo creía, se trataba de un cambio drástico.

Me contaba su experiencia muy excitada hablaba con rapidez como si pensara que de no hacerlo le quedarían palabras en el tintero. Me explicó como el minimalismo había llegado a su vida y a su hogar.

Me dijo que en la medida en que estaba simplificando su vida, empezaba a ver las cosas con más claridad y, que lo que había aprendido en Japón es que ese minimalismo empezaba desde tu propia casa.

En qué consiste el Método Konmari

El método de esta simpática japonesa se basa en esa conocida frase del menos es más, y en una serie de consejos para ordenar tu casa y tu armario que te cambiarán la vida.

Así, un armario más limpio y ordenado hace que te sientas mucho mejor y tiene muchas ventajas como lo fácil que es hacer la maleta en caso de irte de viaje.

Por otra parte, te hace pensar en qué es lo que realmente necesitas y en apreciar su calidad, puesto que, al tener menos prendas, cada artículo será lavado con más frecuencia te lo pondrás más veces y, en general, tendrá que aguantar más un uso más intensivo. Esto te permite aprender a valorar la calidad y tenerlo en cuenta en futuras compras.

Según avanzaba en su historia mi tía, como si de un truco de magia se tratase, sacó del bolso un libro pequeño y de tapas duras titulado, “La Magia del Orden” el libro de Marie Kondo publicado en España por Aguilar en el que te explicaba detalladamente en qué consiste su método.

Se trata de un método, aparentemente simple, drástico y profundamente oriental, muy zen como había llegado mi tía. Se trata, básicamente, de deshacernos de todas aquellas cosas que no nos proporcionan felicidad.

La técnica de ordenar contempla categorías de objetos (ropa, libros, productos de belleza) en lugar de hacerlo por espacios.

Esta tendencia para ordenar y limpiar que en japonés denominan Katazuke es la base de este método. La idea de que “ordenar tu casa” es “ordenar tu vida”

La verdad es que nunca había oído hablar de esta revolucionaria japonesa gurú del orden, si bien la revista Times la ha incluido en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo en 2015.

Kondo asegura que de pequeña vivía obsesionada con el orden. Empezó a leer revistas de decoración con 5 años y con 15 se dedicó a estudiar seriamente el arte del orden y la organización. Ahora es consultora y se dedica a visitar casas y oficinas para aconsejar a quienes tienen dificultades para poner este deseo de orden en práctica.

Está claro, que el orden depende de valores personales sobre cómo desee uno vivir. Y es que cuando almacenamos creamos la ilusión de un cierto orden, pero lo que en realidad estamos haciendo es ocultar cosas que realmente no necesitamos en un armario, cajón o estantería.

Tarde o temprano estas unidades de almacenamiento se llenan y el caos vuelve a empezar. A esto Kondo le llama efecto rebote. La organización empieza por la eliminación. Marie Kondo cuenta en su libro que ninguno de sus clientes ha vuelto al desorden después de aplicar su método.

El pilar fundamental del método Konmari se basa en desechar y conservar solo lo imprescindibles y aquello que nos hace felices.

No tardé en entender la transformación radical de mi tía y esa mirada de claridad y sencillez con la que había llegado.

Tras aplicar el método mi casa parecía otra, no era consciente de la cantidad de cosas que había acumulado que realmente no necesitaba. De hecho, hasta tuve que cambiar de armario porque me sobraba muchísimo espacio. Mi tía me habló de Armarios SIDON, fabricantes de armarios a medida que me ayudaron a encontrar el armario perfecto para mi habitación y gracias a su servicio encontré sin probleme el armario perfecto, más pequeño y elegante.

Así las palabras de Kondo traducen a la perfección el resultado de aplicar su método “cuando organizas tu espacio por completo, transformas el escenario que te rodea y el cambio es tan profundo que sentirás que vives en un espacio distinto”.