¿Por qué no una Navidad vegana?

¿Por qué no una Navidad vegana?

La Navidad, esa época del año tan amada como odiada por los humanos, pero sin lugar a duda, un auténtico horror para los animales de granja. Así que, ¿por qué no hacemos un ejercicio de reflexión, tomamos conciencia de la gravedad de la situación en estos centros de tortura e intentamos hacer una navidad vegana, o al menos, vegetariana?

Lejos de lo que se pueda pensar, la gastronomía vegana ofrece un mundo lleno de posibilidades y de sabores nuevos y muy interesantes. No, los vegetarian@s/vegan@s no se limitan a comer ensaladas y alpiste, y por mucho que los carnacas traten de ridiculizar esta filosofía de vida ética y justa, lo cierto, es que se puede comer muy, pero que muy bien, muy rico y muy sano, variado,  y sin hacer daño a nadie, si cambiamos nuestros hábitos alimentarios, eliminamos la carne de nuestra dieta y damos el salto al veganismo.

Al principio, puede que eches de menos algunos de los platos tradicionales de nuestra gastronomía más popular, la comida rápida o los embutidos. Pero, oh sorpresa, todo esto se puede veganizar y a día de hoy, hasta el Mercadona ofrece una gran cantidad de productos aptos para vegetarian@s y vegan@s, como hamburguesas, falafel, hummus, tofu, seitán, mortadela, chóped, coca de verduras y hasta bollicaos veganos, y a unos precios muy económicos. Claro que en la típica tienda eco de tu barrio podrás encontrar mayor variedad y también una calidad mucho mayor, eso sí, el precio también será más elevado.

El queso es uno de los alimentos que más echan de menos las personas veganas, y es que el queso produce en el cerebro efectos muy parecidos a los opiáceos, y aporte calma y tranquilidad, pero también engancha. Su consumo es cada vez más desaconsejado por l@s profesionales de la salud de todo el mundo.

“No-pollo” a la naranja

Así que te vamos a proponer una receta china muy sabrosa e ideal para preparar en tus cenas y fiestas especiales: el “no-pollo” a la naranja. Con esto dejarás a tus invitados e invitadas sin palabras, no se podrán creer lo que están comiendo y seguro que les encantará.  El tiempo de elaboración será de unos 45 minutos aproximadamente, es sencillo de preparar y está de muerte. Para más info puedes consultar la web: yummilyyours

Ingredientes

  • 1 coliflor
  • Pimientos
  • Maicena
  • 1/4 taza de harina
  • Agua
  • AVOE
  • 2 dientes de ajo
  • Jengibre
  • Ralladura de naranja
  • Caldo de vegetales
  • Zumo de naranja
  • Salsa soja
  • Pimienta negra molida
  • Sal al gusto
  • Semillas de sésamo
  • Cebollinos

Las naranjas han de ser frescas y de primera calidad. Puedes conseguirlas sin moverte de casa en la tienda online Naranjas al Día,  una empresa que trabaja día a día en sus campos de l`hort de La Llucera, en Valencia, para poder hacerte llegar nuestra fruta en un periodo de 24 horas, conservando toda su calidad y propiedades y garantizando así su máxima frescura. Sus naranjas y mandarinas no reciben tratamientos químicos para su maduración, ni se someten a procesos de coloración ni conservación, ya que las recolectan en el momento óptimo para su consumo.

Elaboración

Calentar el aceite y añadir los pimientos bien picaditos. Mezclar la maicena y la harina con una pizca de sal y agua para hacer una pasta lo suficientemente espesa para cubrir la coliflor uniformemente. Sumergir la coliflor y freír en grupos pequeños. Retirar y colocar sobre servilletas de papel para absorber el exceso de grasa. Calentar 1/2 cucharada de aceite en la sartén de los pimientos. Agrega el ajo picado y el jengibre. Saltéalos durante 1 minuto hasta que estén dorados. Después agrega la ralladura de naranja. Agregar el caldo de vegetales, el zumo de naranja, la soja y el azúcar y mezclar bien.  En un recipiente mezclar el agua con 2 cucharadas de maicena para que espese. Cuando la salsa de naranja comience a hervir bajar el fuego y agrega la pimienta molida y sal al gusto. Agregar la mezcla de agua y maicena a la salsa y remover  lenta y uniformemente. Cuando la salsa espese, agregar las coliflores y los pimientos salteados y calentar algunos minutos. Servir  y espolvorear con cebolla verde picada