Mis recomendaciones literarias para estos días de lluvia

Estoy en casa y no para de llover. La verdad es que si eres así morriñoso como lo soy yo estos días son un gusto. No hay nada para los del norte como sentir que llueve y hace frío pero tener el cobijo de estar en casa. Si además te gusta dedicar parte de tu tiempo libre a la lectura, es una ocasión genial para coger esa silla o butaca más cómoda que tengas, como la que yo compré hace poquito en Sillería Aragonesa, y que tengo aquí debajo de una ventana para me entre luz natural, y adentrarte en alguna de las maravillosas historias que nos trae la literatura. Este es mi gran hobby, el de las letras, y voy a tirar de él para hacerte una selección de los mejores libros para leer estos días lluviosos.

  • La esposa joven. Esta es una de las novelas más audaces de Alessandro Baricco, con ese sabor agridulce propio de sus obras, en la que se combinan sabiamente páginas de un erotismo inaudito, divertidas escenas de vida familiar, reflexiones sobre el arte de vivir, y también de morir, y digresiones de un narrador que medita, a la par que los crea y les da voz, sobre esos personajes y esos mundos de ficción tras los que se enmascaran sus propias experiencias. En esta historia, tras cumplir dieciocho años, y según lo acordado previamente, la esposa joven regresa de Argentina y se presenta en casa de la familia para poder casarse con el hijo, su prometido. Sin embargo, hay un pequeño problema: éste ha partido en viaje de negocios y nadie sabe con exactitud cuándo va a volver, ni si lo hará. Se inicia así una larga espera en una villa italiana, a principios del siglo XX, en la que la joven tendrá la oportunidad de ir conociendo en profundidad al padre, empeñado en mantener en orden un mundo con tendencia al caos y a la hipérbole, pese a la fragilidad de su corazón; a la madre, cuya exuberante belleza está en el origen de no pocas locuras y bancarrotas, y experta en formular silogismos inescrutables; a la hija, que mantiene en secreto su propia espera, pese a una discapacidad que aumenta su voluntad de gozar de la existencia; y, en fin, al tío, sumido en un sueño del que sólo despierta ocasionalmente para actividades cotidianas o para dar sabios consejos. Todo ello bajo la atenta mirada de Modesto, el mayordomo, quien es capaz, con sus golpes de tos, de asesorar a la esposa joven para moverse en ese excéntrico mundo.
  • El juego del revés. Es uno de los libros más viejos pero de los más bellos del ya fallecido Antonio Tabucchi. Hay una nueva edición que acaba de salir (hay que tener en cuenta que este texto es de 1981) que ha sido traducida de nuevo, revisada y reordenada siguiendo las últimas disposiciones del autor y con varios apetitosos añadidos: dos nuevos cuentos, incluidos en su momento en la segunda edición, y un tercero jamás traducido a ningún idioma, que solo circuló en 1986 en edición limitada; una tríada que prolonga la tonalidad de un volumen ya clásico, escrito bajo el signo del temor y del asombro que produce el desvelamiento del reverso oscuro de las cosas, del insondable laberinto de la existencia. El relato homónimo que abre el libro puede ser considerado la piedra angular de la obra de Tabucchi, quien nos ofrece ya aquí muchos sus grandes temas: las máscaras que paradójicamente nos revelan, los vericuetos del tiempo, las voces que nos acechan desde fuera y desde dentro, el juego infinito de la literatura.

Recomendaciones para los amantes del ensayo

No obstante, no a todo el mundo le gusta leer narrativa o novela, hay quien prefiere el ensayo, y en ese sentido han salido libros buenos este año también. Tenemos el premiado Estudios del malestar. Políticas de la autenticidad en las sociedades contemporáneas, de José Luis Pardo, uno de los más prestigiosos filósofos españoles, que efectúa una inteligente e indispensable radiografía de la degradación material y moral a la que nos ha abocado la crisis: pensamiento frente al panfleto, reivindicación de una filosofía crítica. Está también un texto de un jovencísimo ensayista, el mexicano Luciano Concheiro, una suerte de niño prodigio, con Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante, un análisis lúcidamente crítico sobre cómo la velocidad deforma el mundo de hoy, frente a lo cual propone una revuelta íntima, una «filosofía práctica del instante». Y proseguimos con el gran ensayista italiano Massimo Recalcati, con La hora de clase. Por una erótica de la enseñanza, una apasionada defensa de la educación y del poder erótico de la enseñanza.

shutterstock_318535007reducida