Un mantenimiento correcto para tu piscina

Un mantenimiento correcto para tu piscina

Cuando tenemos una piscina en nuestra propiedad debemos darle mimos en todas las épocas del año ya que a pesar de lo que muchos piensan, no basta con echarle agua para llenarla y poco más, también debemos llevarla al día en cuanto a productos de mantenimiento y limpiarle la suciedad que vaya cogiendo con el paso de los días. En esta época en la que se acerca el invierno, somos muchos los que dejamos de usarla debido a las bajas temperaturas y es por esto que pasamos a realizar la hibernación en la misma, punto en el que debemos de confiar en buenos profesionales como Sempool para que este proceso se realice de la mejor forma posible.

En los tiempos que corren es más importante que nunca poder mantener la misma agua en la piscina durante años ya que en la actualidad la sequía que afecta a nuestro país es bastante severa, es por este motivo por el que debemos conservar el agua de la piscina con los productos más adecuados para que no se estropee durante el invierno y luego cuando vuelva a llegar la época estival tengamos que vaciarla y volver a llenarla de nuevo. Estos productos que debemos comprar para proteger el líquido no son demasiado caros en comparación con todo el dinero que ahorramos al no verter el agua de la piscina. A continuación, os desgranaremos algunos de los consejos más habituales que deberemos seguir para realizar el proceso de hibernación correctamente.

Deberemos de comenzar por limpiar a fondo la piscina y para ello usaremos nuestros limpia fondos y un buen cepillo para las paredes además de con una red recoger la suciedad que haya en el nivel de flotación. A continuación, velaremos por mantener a un nivel constante entre 7 y 7,5 los valores del pH y para ello usaremos los productos diseñados específicamente para esta función, utilizando incrementadores o disminuidores para lograr el punto correcto si fuese necesario. Proseguiremos este proceso llevando a cabo también una cloración de choque en las cantidades que el fabricante nos recomiende según el cubicaje de la piscina. Una vez realizado este paso, dejaremos funcionar la depuradora durante unas horas para que vaya haciendo efecto el tratamiento.

Al día siguiente añadiremos el producto propio para hibernar según el tamaño de la piscina y volveremos a dejar la depuradora funcionar durante ocho horas para que el producto se distribuya uniformemente. Tras otro día lavaremos a fondo la depuradora para dejarla lista para el próximo año. En caso de vivir en zonas de clima extremadamente frío deberemos reducir el nivel de agua hasta un punto inferior al skimmer y vaciaremos todas las conducciones para que no se congelen y revienten. Además, en la superficie colocaremos algo que minimice el riesgo de congelación del agua. Por último y si nos es posible, cubriremos con una buena lona la totalidad de la piscina.

Si llevamos a cabo correctamente estos consejos nos ahorraremos gastar demasiado dinero en volver a tener el agua en buen estado cuando llegue el verano.

El mantenimiento de la piscina en verano

Durante la época estival también debemos cuidar nuestra piscina para que luzca siempre con la mejor de sus caras y el agua más cristalina posible y para ello entre otras cosas, tendremos que ajustar correctamente el pH a los niveles usuales de uso, así como el cloro, que también trataremos de mantenerlo entre los valores mínimos y máximos aconsejados. Para mantener estos niveles, en la actualidad existen unas pastillas que ya combinan ambos tratamientos. Prevenir el cultivo de algas también es algo muy importante puesto que de lo contrario tendremos una fuente de hongos y bacterias. Además, mantener la depuradora en correcto estado hará que tengamos una agua más cristalina y apetecible para el baño.