Lo que debes de saber antes de comprar una joya por Internet

Hoy en día quien no compra por Internet se está perdiendo un mundo de posibilidades de ahorro. Gracias a los métodos de pago seguros, así como a la gran cantidad de superficies y tiendas de compra online, existe una gran cantidad de productos que comprar pulsando un botón y sin salir de casa.

Podemos hacer la compra de la semana por Internet, y pedir que nos la traigan el sábado por la mañana, que es el momento perfecto para ir a comprar pero siempre acaba dándote pereza. Podemos ir de compras sentados, y esto nos ahorra mucho tiempo y dinero que podemos invertir en otra cosa.

Por lo general compramos productos de uso cotidiano que conocemos y tenemos la certeza de que no cambian. Pero hay otros productos que no cumplen estas condiciones, y depende de la tienda en la que lo compres, elementos como el diseño, el precio o la composición pueden cambiar en gran medida.

Uno de estos productos son las joyas, un accesorio decorativo que otorga personalidad y distinción a la persona que lo lleva. Comprar joyas por Internet puede suponer un riesgo sino sabemos que tenemos que tener claro antes de pagar. Por eso hoy vamos a daros unos consejos para que sepáis en qué tiendas confiar para que no os den gato por liebre.

El sentido común prima sobre los precios baratos.

Hay algunas grandes superficias de compras online que venden joyas que dicen ser de gran calidad, a un precio por debajo del de mercado. Esto puede ser una técnica para engañar, porque puede ser que una joya sea más barata de producir en China, pero es poco plausible que esa joya sea de la calidad que se imagina uno.

Debido a esto, lo primero que debemos de comprobar a la hora de comprar una joya por internet, es asegurarse de que las tiendas están legalmente constituidas. Disponer de un establecimiento físico permite ir a reclamar en caso de que haya un problema, además de que las posibilidades de engaño se reducen en gran medida.

Existen en Internet tiendas online que tienen su base en una tienda física, como por ejemplo Joyería Lorena, una empresa familiar que lleva en el negocio de la joyería desde 1986, y que día tras día trabaja para ganarse la confianza de los clientes ofreciendo únicamente productos personalizados de primera calidad a precios bajos.

La segunda recomendación que os damos es que cuando veáis algo que os gusta investiguéis sobre la reputación de la marca y el modelo. Esto te permitirá conocer exactamente qué vas a regalar, y además podrás comparar precios y características entre otros modelos y marcas.  También intenta aprender algo del cuidado de la joya para decírselo al receptor del regalo, y así dure más la joya.

Uno de los problemas con las joyas es que ascienden de precio de manera vertiginosa cuando empezamos a fijarnos en detalles. Por tanto, es importante fijarse un límite que gastar, lo que nos ayudará a acotar los productos a la hora de decidir. No importa sino regalas un diamante, porque lo que importa es el detalle. Aunque sino sabes si puede gustar o no te recomendamos que preguntes las opciones de cambio y/o devolución.

Para finalizar, queremos destacar que debe de primar el sentido común a la hora de comprar joyas por internet, ya que comprar en una tienda de la que no confiamos plenamente puede dejarnos sin un regalo ante un compromiso importante.