La vida en una urbanización

Hace casi seis meses que me mudé a mi nueva vivienda. Anteriormente vivía en un pequeño piso en el centro, pero con el perro y la gata el espacio se nos empezaba a quedar pequeño. Así que después de barajar varias opciones, que si piso con terraza, que si casa con jardín, que si en las afueras o en el centro, finalmente decidí comprar una vivienda unifamiliar con jardín que, además, queda muy cerca del núcleo urbano. La verdad es que esto es calidad de vida, nada que ver con vivir en la ciudad, debería haberlo hecho hace mucho tiempo, no sólo porque ya no tengo problemas para dormir, que por supuesto es importante, sino también porque a mis pelud@s se les ve encantad@s.

Así que ahora vivo en la típica urbanización familiar y tranquila, y tiene de todo, piscina, cancha de tenis, de baloncesto, y tenemos todos los servicios muy cerquita, farmacia, supermercado, gasolinera, colegio… Y lo más importante es el buen ambiente que se respira y la buena relación que existe entre todos los vecinos, algo que no siempre se consigue. Juntos celebramos fiestas, comidas y cenas, campeonatos, juegos, etc…

La verdad es que el sitio es precioso y está todo muy cuidado. Del mantenimiento se encarga Limpiezas Velasco, una empresa de limpieza en Fuenlabrada que ofrece servicios de limpieza y mantenimiento a comunidades de vecinos, urbanizaciones y mancomunidades  en toda la Comunidad de Madrid (Fuenlabrada, Móstoles, Getafe, Parla, Leganés) dando cobertura a todas las necesidades de sus clientes. Para ello, cuenta con un equipo de profesionales como: limpiadores, jardineros, conserjes y personal de mantenimiento dotados de material y herramientas necesarias para cada tipo de tarea que le sea asignado.

Las ventajas de vivir en una urbanización

¿Has pensado alguna vez las ventajas que ofrece vivir en una urbanización?

Ya sea en el centro de la ciudad o bien a las afueras, lo cierto es que vivir en una urbanización privada es una estupenda opción a la hora de elegir vivienda, ya que además de disponer de zonas de uso común y exclusivo para los propietarios, piscina, canchas de tenis, jardines… son, por norma general, muy seguras, y en muchos casos, hasta cuentan con un servicio de seguridad.

Al ofrecer zonas destinadas al deporte o al ocio, lo hace especialmente ideal para las familias con hij@s, lo que supone un ahorro de tiempo y muchas veces, de dinero. En muchas comunidades de vecinos cuentan con un equipo de futbol, de baloncesto o de tenis, que habitualmente entrena uno de los miembros de la urbanización.

La vida en una urbanización privada permite establecer relaciones más estrechas con los vecinos, lo que además facilita, que en determinadas ocasiones, puedan dejar a sus hij@s al cuidado de otros vecinos también con hij@s.

Los más peques también hacen amistad con sus vecinos, comparten juegos y aficiones, y como son espacios seguros, pueden pasar tiempo divirtiéndose juntos en los espacios comunes sin apenas vigilancia.

Si la urbanización se encuentra a las afueras de la ciudad, la vida resultará mucho más tranquila y placentera, alejada del mundanal ruido de la ciudad, el tráfico y las aglomeraciones de gente.

Lo servicios de mantenimiento permiten a los propietarios y propietarias vivir tranquilamente  y sin preocuparse por sacar la basura, cambiar bombillas o mobiliario defectuoso, arreglar pequeños desperfectos, etc…

Personalmente yo sólo veo ventajas, muchas personas consideran que vivir en una urbanización puede resultar peligroso, caro y que favorece el aislamiento social.

Peligroso porque en caso de sufrir un percance se destinará más tiempo en llegar al hospital más cercano, y si se trata de algo grave, como un infarto, el tiempo es decisivo.

Caro porque, por norma general, las cuotas a la comunidad suelen ser más altas que en las viviendas convencionales, sobre todo las que ofrecen muchos servicios.

Y por último, muchos consideran que los que viven en comunidad tienen una mayor tendencia a aislarse y a reducir su círculo de amigos al de su comunidad.