De este verano, no pasa

De este verano, no pasa

Llega el verano y siempre me arrepiento de no haber ahorrado lo suficiente como para instalar una piscina en la parte trasera del terreno en la casa de campo y estoy un poco harta de que cada año me pase exactamente lo mismo.

Ahorrar es muy complicado en los días que corren y más aún cuando hablamos de una cantidad considerable, al menos para mi economía, como sería la necesaria para llevar a cabo un proyecto de tal envergadura.

Tengo 47 años y trabajo de administrativa y recepcionista en un centro estético de belleza. Mi sueldo no está mal, podría estar mejor pero no está mal, y aun así no consigo ahorrar prácticamente anda a final de mes. Ya lo he intentado varios años, decirme a mí misma que voy a separar 200 euros al mes para tener la piscina en un par de años pero luego pasa todo ese tiempo y sigo sin un duro porque me ha sido imposible separar el dinero previsto.

Es por este motivo por el que este año me he liado la manta en la cabeza y me he lanzado a lo loco. Me siento un poco como su me hubiera subido a un andamio sin arnés de seguridad o a una cuerda de equilibrista sin red pero el caso es que he pedí un préstamo hace un mes y medio al banco y esta mañana me ha venido concedido.

Estoy un poco de los nervios porque yo no soy de ir empeñándome pero es que veo que si no hago algo así jamás tendré esa piscina con la que tanto sueño y hoy por hoy, es el único capricho que tengo.

shutterstock_433664719reducida

Ya tengo elegida la piscina

Tal vez os parezca pronto  y un poco improvisado pero me he puesto como loca a buscar empresas en Internet. He encontrado varias, pero la que más me gusta es Piscinas DTP. No es que tenga referencias ni nada, no conozco a nadie del sector, pero me voy a quedar con ellos por estas piscinas de fibra que me han enamorado en cuanto he entrado en su web. Me parecen una auténtica pasada y si es verdad el presupuesto que he podido deducir, más o menos, leyendo por Internet en foros, creo que me lo puedo permitir e incluso me saldrá más barato de lo que esperaba.

Tened en cuenta que tampoco pretendo montarme un oasis tailandés con palmeras de cocos, sólo quiero una piscina de tamaño mediano para relajarme y que jueguen mis nietos, cuando lo tenga, jejeje.

Ya me he leído varios artículos sobre cómo limpiar piscinas y mantenerlas. El que más me ha gustado es este que te da cinco pasos para tener el agua en buen estado, porque si hay algo que quiero tener es el agua cristalina y sin bichitos.

Hay que ajustar el Ph para conseguir un agua limpia, clara y respetuosa con la piel. Hay que desinfectar el agua, lo importante es mantener el residual de color libre entre el 0,5-1.0 ppm en el agua y, por supuesto, he leído que hay que tener muchísimo cuidado también con los filtros porque si se saturan, el agua se ensucia inmediatamente. Sé que todo esto lleva trabajo pero ya se sabe eso que dicen de que “sarna con gusto, no pica”.