El deporte como fuente de entretenimiento y aprendizaje

El deporte no construye el carácter, lo revela

Heywood Hale

Según l@s expert@s en materia las actividades deportivas son altamente beneficiosas para l@s más peques, ya que contribuye al desarrollo físico y mental, favorece el trabajo en equipo, inculca valores y aumenta la autoestima. Y esto son solamente algunos de los beneficios del deporte en los niñ@s, ahora veremos algunos más.

Lo principal es que el niño o la  niña se diviertan jugando y haciendo ejercicio a la vez, y por ello, en la medida de lo posible debemos dejar que elija el deporte que más le gustaría practicar, casi siempre el más popular entre sus compañer@s del cole, que por norma general suele ser el futbol. El deporte rey puede empezar a practicarse a partir de los 4 o 5 años de edad, coincidiendo con el inicio de su etapa académica, y permitirá al menor alcanzar un grado de compromiso con el equipo, una disciplina y una seguridad inimaginable. Por eso, los deportes de equipo son tan recomendables para la gente con problemas de integración social. Puedes hacerte con el equipo necesario en Marians Sport, una tienda online especializada en todo lo que tenga que ver con el deporte rey, y además, ofrecen la posibilidad de personalizar cada prenda o cada bota con el nombre, el número o el equipo preferido de tu peque.

A esa misma edad también pueden empezar a montar en bici, primero en una de aprendizaje y una vez se haya acostumbrado por fin podrá comenzar a pedalear. En Maor, puedes encontrar una a muy buen precio, ya que esta es una de las ferreterías industriales online más baratas de España, y pone a disposición de empresas y particulares multitud de productos de ferretería industrial y profesional de primera calidad a precios muy ajustados y de las principales marcas. Además, cuentan con grandes ofertas y descuentos todos los meses y con un servicio de alquiler de herramientas y maquinaría.

Los beneficios de practicar deporte desde edad temprana

La habilidad para conquistarse a sí mism@ es, sin duda, la más preciosa de todas las cosas que el deporte otorga

Olga Korbut, cuatro veces medalla de oro en gimnasia

Hacer ejercicio físico tiene enormes ventajas tanto para el cuerpo como para la mente, ya que además de fortalecer los huesos y los músculos, también contribuye a mejorar el estado de ánimo. Veamos a continuación, algunos de los beneficios que la práctica habitual de deporte aporta a l@s más peques de la casa, y l@s no tan peques también.

En primer lugar ayuda a sociabilizar. El niño o la niña, aprenderán desde primera infancia,  a relacionarse con los demás seres humanos y con el mundo que lo rodea. Y se practica al aire libre contribuye a aumentar los conocimientos del pequeñ@ acerca de la naturaleza y al respeto por el medio ambiente.

Aprenden disciplina y a seguir las reglas del juego, algo que, sin lugar a dudas, le será de gran provecho a lo largo de toda su vida.

El deporte ayuda a superar la timidez, siendo especialmente recomendable en menores con problemas de adaptación o de integración social.

Hacer ejercicio enseña a canalizar las energías y a dirigirlas hacia un objetivo concreto. Practicar deporte de forma habitual contribuye a reducir los niveles de ansiedad y estrés, así como los estados depresivos.

Favorece la cooperación, el compañerismo y el trabajo en equipo. Está comprobado que los niñ@s que practican deportes de equipo son menos egoístas y demuestran una conducta menos individualista.

Mejora la coordinación y las capacidades motoras, además de favorecer el desarrollo de los músculos y los huesos, llegando incluso a corregir posibles defectos físicos.

Contribuye a establecer unas rutinas y a normalizar unos hábitos saludables y crea un sentimiento de responsabilidad a la vez que ayudad a mejorar la salud y la higiene física y mental.

Y por último, aunque probablemente lo mejor de todo, practicar algún deporte es muy divertido, motivador y altamente estimulante, mejora el estado de ánimo y contribuye a una vida feliz.