De compras para Tino

¿Qué haríais vosotros si os regalaran un perrito pequeño, tierno, cariñoso y juguetón? ¿Poneros felices? ¿Saltar de alegría? Pues bien, yo hice todo eso y más porque entré en mydogbcn.com y me dejé casi 200 euros comprándole cosas. Es posible que me haya pasado un poco ¿no? Pero es que me hacía tanta ilusión…

Os explico. Siempre he querido tener un perro pero mi hermana pequeña es alérgica así que de niña jamás lo tuve y ahora que vivo sola pues, a pesar de mis ganas, jamás me animaba ni me lanzaba (más por costumbre que por otra cosa). La semana pasada fue mi cumpleaños y mi pareja conocía de sobra mis ganas por tener un perrito en casa así que se fue a la protectora de animales de Bacarot y me trajo un precioso perrito de tamaño pequeño al que he llamado Tino. Pero no es por Tino Casal que ya me lo ha preguntado más de uno y no tiene nada que ver.

El caso es que me hizo tanta ilusión que después de saltos, besos, lágrimas y sonrisas de oreja a oreja pensé que iba a necesitar muchas cosas y como, hasta ahora, no había tenido necesidad, no conocía ninguna tienda online de accesorios para mascotas.

Me puse a buscar como loca, que si tiendas de piensos, tiendas de ropita, tiendas de todo, y tras comparar precios me quedé con My Dog BCN. He comprado: dos collares, una correa, un peine, dos camitas, varios juguetes, un trasportín, un comedero y bebedero y un abriguito para le invierto. Total: 198,45 euros. Una pasta vamos.

Mi madre me ha dicho que estoy loca, que el animal se bastaba con una camita y un comedero, que lo demás es capricho, pero a mí me da lo mismo porque es mi amiguito peludo y me gasto en él lo que me da la gana ¿o no?

A ver, que tampoco soy una loca de esas que va a vestir al perro según la ocasión y le va a ir poniendo lacitos enganchados del pelo, pero me gusta la idea de tener todo lo que necesite y darle algún que otro capricho.

Moda Perruna

shutterstock_194622548reducida

He leído en Internet que hay perros muy frioleros, como el chihuahua, a los que no les viene nada mal tener una chaquetita o algo así para protegerlo del frío en invierno, sobre todo en días lluviosos, pero que hay que pensar siempre en la comodidad del animal porque, si no hace frío y no es necesario por ningún otro motivo, el perro irá más cómodo sin nada. Por eso yo sólo le he comprado un abriguito y ya está, que no se trata de vestirlo como a un bebé.

Aunque hay personas que los visten para ocasiones especiales, con vestidos y chaqué en bodas, esto también lo he leído en Internet, que los perros se han convertido en los protagonistas de muchas bodas. En su momento era el adorable sobrino que, vestido todo de blanco, llevaba los anillos al altar. En algún momento se llegaron a realizar coreografías que dieron la vuelta al mundo. Así y todo, pocos esperaban que la nueva moda de los casamientos fueran… los perros. Llevar a la mascota a uno de los eventos más importantes para la vida de alguien significó un acto de creatividad para algunos, una obsesión para unos pocos y, por supuesto, un gran negocio para los listos empresarios.

Yo no creo que lo lleve a mi boda la verdad, menudo lío, pero seguirá teniendo sus camitas (una para el salón y otra para la habitación), su abriguito, sus juguetes y sus golosinas perrunas de vez en cuando.