Cuidados para el cabello en verano

Cuidados para el cabello en verano

Llega el sol y la mayoría de hombres y mujeres tendemos a dejar de lado nuestro cabello. No llegamos a interiorizar que el mismo cuidado que necesita nuestra piel, necesita nuestro cabello, pues los rayos UVA pueden ser igual de dañinos para él. Lógicamente, a nivel de salud, es mucho más peligroso el daño que puede causarnos el sol en la epidermis, llegando a ser un factor clave en la aparición de melanomas, pero a nivel de cuidados y belleza es un gran error olvidarnos del cabello.

No obstante, hay muchas empresas que promueven el uso de protectores solares para el cabello y otros cuidados que debemos tener en cuenta. En Belleza365, una tienda online especializada en productos de peluquería, podremos encontrar la mayoría de esos protectores solares a buen precio, y si tenéis alguna duda podéis contactar con sus asesores, son magníficos, pero nunca, jamás, dejéis de cuidar vuestro cabello, sobre todo en verano.

“Cuidados” que dañan nuestro cabello

Ahora bien, una cosa es seguir los consejos de profesionales del sector y otra muy diferente seguir consejos de intagramers, influencers y artículos online que ofrecen ideas “malas” sobre el cuidado de nuestra melena.

  • Lavar el pelo a diario daña el cabello: FALSO. Todo depende de tu tipo de cabello y del shampoo que uses: algunos cabellos son propensos a quebrarse o secarse cuando se le aplican los productos inadecuados. Dependiendo de qué tan rápido genere grasa, debes detectar si es conveniente lavar tu cabello a diario o cada dos o tres días para mantenerse en las mejores condiciones Como una última recomendación, elige los shampoos que sean libres de parabenos, pues son los menos agresivos con tu melena.
  • Acuéstate con el cabello mojado para levantarte con un perfecto moldeado: CIERTO pero DAÑINO. Muchas veces irte a la cama con el cabello mojado daña la cutícula del cuero cabelludo haciendo que se produzcan irritaciones, lo cual puede llegar a ser muy molesto. Sin embargo, esto no hace que se te caiga más rápido o que se te “eche a perder”.
  • Cepillarlo constantemente es bueno: FALSO. Se cree que hacerlo ayuda a distribuir los aceites naturales del cuero cabelludo para que se vea más brillante, pero en realidad provocará más fricción y un daño a la cutícula que lo volverá quebradizo. Cepíllalo sólo al salirte de bañar para desenredarlo o cuando sea estrictamente necesario.
  • Mejor el secador que el aire libre: FALSO. Si sabes secarlo a la temperatura adecuada, no tendrás ningún problema, pero si usas la secadora y/o la plancha aumentando demasiado el calor, puedes provocar que el aire caliente abra los poros del cabello, lo reseque y que se produzca el indeseado frizz.
  • Aplicar cerveza mejora la salud de tu cabello: FALSO. Aunque es verdad que aclara el cabello, ya que la cebada, principal compuesto de la cerveza, tiene esa facultad, pero al exponerse al sol puede provocar en él orzuela y resequedad. Si decides probar este truco, aplica la cerveza cerveza como enjuage entre el champú y el acondicionador.

Buenos cuidado para el cabello

Pero no seamos tan pesimistas, a veces también podemos encontrar fantásticos consejos para cuidar nuestro cabello:

  • Estilos de peinado: Aunque no lo creas la forma en que te peinas hace la diferencia, llevar raya en medio o de lado puede dejar descubierto tu cuero cabelludo, haciendo más fácil que los rayos del sol le peguen directamente y quemen tu cuero cabelludo. Opta por sujetar tu cabello o llevarlo suelto y peinado hacia atrás.
  • Protección solar: Tu piel no es lo único importante para cuidar, tu cuero cabelludo también lo es. Usa productos como cremas o spray son protección solar. Además, opta por un champú no solo especial para tu tipo de cabello, sino que contenga filtro UV.
  • Despunte: Despuntar tu cabello es necesario para evitar las puntas abiertas y en época de calor es aún más necesario. Con la despuntada tu cabello estará sano y podrá soportar más fácil los rayos del sol sin sufrir daño alguno.
  • Cuidado con la humedad: Dicen por allí que todo en exceso es malo, por ende nada de amarrar tu cabello mojado o dejarlo húmedo por varias horas, pues el exceso de humedad provoca la debilidad y caída del cabello. Lo mejor es que lo seques con toalla sin frotarlo. Evita el uso de planchas o secadoras pues lo maltratan y resecan.
  • Ojo con el cloro: Si piensas irte a la playa en las vacaciones, procura enjuagar bien tu cabello al salir de la piscina o del mar para eliminar los restos de arena y cloro que pueden dañar tu cabello.