Cuidado con la suciedad acumulada en alfombras y moquetas, podrías estar poniendo en riesgo tu salud

Alfombras y moquetas, que bonitas son, pero también que sucias. Y es que sí, quedan muy bien, adornan y dan un toque personal a cualquier estancia, y además son calentitas, pero lo malo es que son un auténtico nido de gérmenes y el mejor escondite para hongos y ácaros y por supuesto, todo el polvo del hogar, incluyendo las variadas sustancias químicas que contiene el mismo, que se quedan bien pegaditas al tejido y no siempre es tan fácil de eliminar.

Otro tema ya es el del tratamiento previo que han podido recibir, como pesticidas, retardantes de llama, formaldehido, y en el caso de las moquetas, pegamentos, etc… Según la información ofrecida por el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo, las moquetas pueden llegar a contener elementos químicos tales como: 4-fenilciclohexeno, formaldehído, 4-vinilciclohexeno, aminas, furanos, piridinas, disulfuro de dimetilo, tolueno, benceno, estireno, n-decano… Y desde adhesivos para moquetas: m-xileno, etilbenceno, o-xileno, tolueno, acetato de metilo, 2-cloro-1,3- butadieno, 1,2,4-trimetilbenceno, 1-metil-4,1-metiletilbenceno, metacrilato de metilo, 4-metil-2-pentanona…

En  muchas viviendas, estos elementos son la solución  ideal para el suelo, dando además, un toque muy elegante a la estancia. El mayor inconveniente es la suciedad que acumulan y por eso, es necesario limpiarlas correctamente y de manera regular. En principio, puedes hacerlo tú mism@ en casa, pero cuando se trata de grandes superficies, en la industria, por ejemplo, limpiarlas a mano puede convertirse en una misión prácticamente imposible. En situaciones así, es necesario contratar los servicios de empresas de limpieza especializadas, como Stocknet Vallès, que cuenta con una amplia gama de máquinas limpia tapicerías con multitud de funciones y diferentes potencias. Las Lavamoquetas Inyección-Extracción son el complemento perfecto para l@s trabajadores de la higiene profesional; mientras aspiran la solución detergente del depósito de agua la impulsan directamente a la superficie a limpiar. Todas sus máquinas limpia tapicerías están preparadas para superficies blandas y duras, lo que las hace ideales para moquetas y tapicerías, así como para el interior de los vehículos, colchones, alfombras, etc.  Además, entre su selección de máquinas limpia tapicerías disponen también de secadores de moquetas de gran potencia con ventilación para evitar la entrada de elementos externos que garantizan un acabado profesional.

Cómo limpiar alfombras y moquetas correctamente

Alfombras y moquetas acumulan diferentes tipos de manchas, polvo, barro, restos de comida o bebida, grasas, etc, y en función de éstas, es más adecuado un método de limpieza u otro. Veámoslo a continuación:

  1. Manchas comunes

El día a día hace que estas superficies se llenen de polvo y otras sustancias contenidas en los zapatos, que pueden dar un aspecto ennegrecido y sucio a las mismas, lo que inevitablemente afecta al resto de la estancia, que igualmente parece descuidada. Para este tipo de manchas la solución perfecta es el vinagre. Solo has de mezclarlo con agua a partes iguales y aplicar directamente. Procura escurrir bien el agua del paño, ya que de lo contrario el agua se filtrará, proporcionando un ambiente ideas para los mohos y malos olores.

  1. Manchas de barro

Es muy común que las alfombras y moquetas presenten restos de barro que normalmente se depositan en las mismas por medio del calzado que traemos de la calle. Si te quitas los zapatos nada más llegar a casa no tendrás ese problema, pero ¿quién se acuerda de hacerlo nada más llegar? Primero hay que saludar a Toby, que eufórico, ha corrido a la puerta a saludarte, y a  continuación se ha tirado sobre la alfombra del recibidor, panza arriba para que acaricies bien su barriguita, y de paso, a llenártela bien de pelos y otros restos de suciedad. No te preocupes, los restos de barro se quitan bien con un cepillo. Después de hacer esto pasa la aspiradora para eliminar los restos de polvo.

  1. Manchas de comida y bebida

Son las más comunes en las alfombras y moquetas del comedor y lo mejor es limpiarlo todo en el momento en que estas manchas se produzcan, si esperas mucho, puede que te resulte extremadamente difícil acabar con ellas. Tan solo necesitarás agua, jabón y un cepillo. Ten cuidado al frotar o te las cargarás.