Consejos para vender mejor tu casa

Si estás pensando en vender tu casa, este es el momento, ya que los precios al vuelto a ponerse al alza, y se espera que como mínimo sigan así hasta el año 2020. Podemos dar por terminada la recesión y la bajada de precios para dar el pistoletazo de salida a una nueva época. Eso sí, sin burbuja. Para ayudarte, vamos a darte una serie de consejos para que puedas vender mejor tu hogar, ya que en este proceso influyen muchas más cosas de las que piensas, desde una mano de pintura a tiempo hasta la limpieza o pasando por unas fotos. Por esto vamos a empezar, recomendándote un buen fotógrafo para que tu piso parezca más apetecible. Se trata de los profesionales de S7tart fotografía.

Las fotos son la primera impresión que el comprador se va a llevar de la casa bien cuando las vea por internet o bien a través de la inmobiliaria. Son tan importantes que hay inmobiliarias grandes que incluso cuentan con fotógrafos propios especializados en inmortalizar casas. El comprador, cuando esté haciendo una búsqueda, se va a decidir por ellas para filtrar entre los inmuebles de las características que le cuadren, de ahí que nos convenga que sean perfectas.

Porque si os pensáis que hacer una foto es algo fácil, estáis muy equivocados. Para hacer una buena foto existen diferentes trucos, que nadie conoce mejor que un profesional. En el caso de las viviendas, conviene que todas las luces se encuentren encendidas, o si tenemos una ventana por la que pasa mucha luz, debemos dejarla a nuestra espalda, no fotografiarla directamente. También existen trucos para hacer los espacios más grandes sin tirar del zoom, pero para ellos hay que saber usar la fotografía panorámica. Asimismo, la disposición, la limpieza y el orden ayudan mucho.

Si necesitas un buen fotógrafo para hacer este trabajo en Barcelona, nosotros te recomendamos el estudio de S7tart, con más de diez años de experiencia en el sector de la fotografía de moda y publicidad, garantizando la máxima profesionalidad y calidad del trabajo fotográfico.

Otro momento clave si la vamos a vender a través de las diferentes páginas webs que hay internet especializadas en este tipo de transacciones es no ser escuetos en la descripción. El comprador necesita toda la información posible (de carácter positivo principalmente si le queremos atraer). Debe saber la cantidad de habitaciones, baños, metros cuadrados, si dejamos o no los muebles, el precio que se paga al mes por la cuota de la comunidad, las derramas, el tipo de vecinos, si el barrio es o no tranquilo, cuáles son las facilidades que este posee, etc. Todo lo que podamos aportar para que se decida a hacer una visita será positivo. Asimismo, dará una imagen de nosotros de que no queremos engañar ni esconder nada, sino que estamos a su servicio para proporcionar todas las respuestas que precise.

Una reforma de última hora

Muchos dueños que se mudan para cambiarse a otra casa o que la han heredado y la quieren vender consideran que es una pérdida de tiempo y dinero invertir en lavarle la cara la casa. Pues bien, nada más lejos de la realidad. Una buena pintura, una fotografía de muebles en perfecto estado o sin suciedad harán mucho más por nuestra venta y le incrementarán el valor al inmueble. De hecho, si sois como yo, que me engancho con facilidad a esos programas de reformas que pasan por las cadenas secundarias de la tdt, os habréis dado cuenta de que hay unos episodios (‘Love it or list it’) en concreto donde un agente inmobiliario se pelea con una reformista para vencer en un pulso que consiste buscarle una nueva casa a la pareja y reformar la suya por si prefieren quedársela. Hagan lo que hagan, su vieja casa reformada siempre adquiere un valor superior al que tenía más la cantidad gastada en la reforma. Pues esto mismo lo podemos conseguir en nuestra casa invirtiendo un poco de tiempo en limpiarla y lavarle la cara con pintura y carpintería.