¿Ciclistas? ¿Enserio?

Hoy os traigo una tienda de lencería femenina y masculina y una historia divertida. Para empezar, la tienda online es lenceriapaqui.com y he decidido recomendárosla a raíz de la experiencia que he tenido con ella esta semana pasada. Tiene todo tipo de lencería, pijamas, bodies… todo de primeras marcas y a muy buen precio. Buen envío, rápido, y el producto llegó en perfecto estado.

Resulta que dos de mis mejores amigos se van a casar este año tras 6 años de relación (los presenté yo, qué buena soy) y mi amiga, que siempre ha estado muy acomplejada porque tiene mucha cadera, quiere estar perfecta ese día. Como todas imagino, ¿no? El caso es que está a dieta, y va muy bien, pero es totalmente consciente de que, por mucho que adelgace, la cadera seguirá ahí, porque la que es ancha lo es de por vida.

Hace un mes, más o menos, eligió por fin vestido de novia, es de corte sirena y le queda como un guante, precioso, pero ella sigue con su manía, erre que erre, con que tiene que perder cadera y se está matando a hacer bicicleta en casa. Su novio, mi amigo Juan, es una persona muy comprensible y aunque entiende el complejo de su chica, él no ve tal complejo, pero da igual las veces que se lo diga porque como ella se sigue viendo igual en el espejo lo que le diga él le entra por un oído y le sale por el otro.

La semana pasada, el lunes, Juan decidió ir a buscar un body de estos de cuerpo entero, que funcionara como una faja o algo así  y que, a la vez, fuera elegante y una prenda interior preciosa. Se lo quiere regalar a su novia junto a un conjunto de lencería sexy para el día de la boda.

shutterstock_248458501reducida

Palabra equivocada

Total, que le pobre se metió en todas las tiendas de lencería que encontró por el barrio, se fue a centros comerciales, estuvo mirando por Internet, pero nada… no encontraba lo que quería, así que vino en busca de ayuda. Pues bien, cuando llegó aquí a casa, me contó su idea y que había estado entrando en todas las lencerías que encontraba para preguntar por unos ”ciclistas color carne de esos de cintura alta para una chica que usa la talla 40” casi me meo de la risa. Normal que no pudieran ayudarle ¿no?

¿Ciclistas? No sé de dónde se sacó la idea de que eso se llamaba así, tal vez porque es elástico y se pone en las piernas pero… en serio… ¿ciclistas? ¡A saber qué pensarían las pobres dependientas! El caso es que en un par de sitios, donde sí le sacaron algo, lo que le daban es pantalones cortos deportivos tipo malla y cosas así, pero nada comparado con lo que él buscaba.

Obviamente pude ayudarle enseguida  y en Lencería Paqui compró un conjunto monísimo de braguitas y sujetados y el Body reductor que él quería en color carne, muy mono y muy discreto la verdad.

Creo que se lo quiere dar todo este próximo fin de semana así que ya veremos cómo sale todo.