Dylarama quiere informarte de los mejores comercios disponibles online y de las ventajas de comprar por Internet:

  1. Libertad de horarios. Independencia de los horarios comerciales de apertura, que además en España son endemoniados, ya que la mayoría de los comercios abren a las 10 de la mañana, muy tarde para una economía que debe estar moviéndose desde mucho más temprano, especialmente para la gente que trabaja. Parece que en este sentido las tiendas de nuestro país aún están pensadas para los horarios de un ama de casa.
  2. Acceso desde cualquier lugar desde el que se tenga Internet. Hoy en día, gracias a las tarifas de datos para móviles y tablets, el usuario encuentra disponibles las tiendas a cualquier hora y desde cualquier desde el que se encuentre.
  3. La compra es mucho más rápida, sin colas ni contratiempos.
  4. Mercado más competitivo y, por tanto, mejores precios. La facilidad de acceso y las características de los navegadores nos permiten algo que no podemos hacer en la vida real física, que es estar en dos o más comercios a la vez. Aunque solemos estar mirando a una pestaña del buscador cada vez, la accesibilidad se vuelve total, pudiendo comparar precios y productos de diversas tiendas casi simultáneamente, para seleccionar el que más nos conviene.
  5. Toda la información está en la web. Las buenas tiendas online nos ofrecen mucha información del producto a la que no es tan fácil acceder cuando la consultamos in situ: composición, partes, cuidados, garantía, características, instrucciones… con lo que podremos conocer al detalle el producto antes de decidirnos a comprarlo.
  6. El trato personalizado nos permite estar al día de las novedades y productos de nuestro interés que vaya incorporando la tienda, gracias a la suscripción a su newsletter, con lo que se comunicarán con nosotros a través del correo electrónico que les facilitemos, sin envío de catálogos físico ni circulares en papel, con lo cual estaremos contribuyendo con el medio ambiente.
  7. Desde casa. El producto nos llega directamente a nuestro domicilio, generalmente desde un almacén central, con lo que el producto está impecable, sin que haya pasado por tienda ni haya expuesto o tocado por ningún otro usuario. Además, las devoluciones son igual de cómodas, y generalmente las tiendas nos ofrecen gastos de envío y devolución gratuito para estimular la compra.
  8. Ahorro. Los precios suelen ser más económicos en la web (pensemos, por ejemplo, en los libros electrónicos), ya que o bien los gastos de producción son menores o no existen los costes de exposición y mantenimiento de un comercio físico.
  9. Globalidad. Podemos acceder a las tiendas de todo el mundo que tengan una web en la ofrezcan sus productos.

Ahora que ya conoces la mayoría de las ventajas de la compra online, explora por nuestro sitio y conoce los mejores comercios disponibles en Internet.

Deja un comentario